Información General
Martes 15 de Noviembre de 2016

10 cosas que tenés que saber antes de tomar sol

Este martes se inaugura la temporada de balnearios en la ciudad de Santa Fe y mucha gente ya comienza a disfrutar del sol de verano. Pero antes de tirarte en la lona, tenés que leer estos consejos.


1) No te expongas entre las 11 y las 16 hs: tal y como opinan y defienden muchos médicos y dermatólogos especialistas en la materia, lo mejor (aparte de evitar la exposición directa cuando el sol caiga perpendicular a la persona), es tomar el sol por la mañana, antes de las 11 horas, o después de las 16 horas, ya por la tarde.
2) Usá doble protección: fijate que el protector solar sea de amplio espectro, o sea que tenga cobertura para rayos UVA y UVB; ambos producen cáncer de piel.

Embed

3) Olvidate de los aceites, los "bronceadores" y de la Coca-Cola: lo habrás oído pero es totalmente falso que cualquiera de estos productos sirva para ponerse "morena". Una auténtica locura que solo te hará sentir incómodo y, por supuesto, quemarte y adquirir riesgos por no haber utilizado protección.
4) Invertí en unos buenos anteojos: fijate que tengan protección UV. Además de en la piel, los rayos del sol pueden producir quemaduras y lesiones en los ojos. El resultado pueden ser daños en la córnea y en la retina que pueden llegar a ser irreversibles. Usar lentes de sol es una medida de protección fundamental.
5) En la sombra, igual te quemás: recibís un 50% de radiación ultravioleta. Sucede algo similar un día nublado: recibís entre un 50% y 85% de radiación.
6) No vale cambiar de factor de protección: empezás la temporada con un FPS 35 y después bajás a 15 porque ya tomaste "color". El daño que te produce el sol es el mismo y es acumulativo. Usá siempre el mismo factor. Lo recomedable es de 30 para arriba.
7) Ponete la gorra: en este caso, es válido. Puede ser también un sombrero, un pañuelo o cualquier cosa que te cubra la cabeza.
8) Acordate que la protección no es infinita: ponete protector 30 minutos antes de exponerte al sol y después reforzá cada dos horas. Si te metiste al mar, la pileta, el río o transpiraste, volvete a poner (aunque uses protector resistente al agua).
9) No cambiés sol por cama solar: su radiación es tan dañina como la del sol.
10) Tené en cuenta "esos" lugares: ¿Nunca viste a alguien con medias en la playa? Se había hecho bolsa los empeines. Acordate de ponerte protección ahí, en las orejas, las manos, detrás de las rodillas y, si estás usando una traje de baño más chico que el año pasado (bien por la sunga!), mandá mucha protección en las zonas vírgenes de sol.


Fuente: Uno Santa Fe / UNO.com.ar

Comentarios