informacion_general
Sábado 02 de Abril de 2016

15 trucos para que tu comida dure más tiempo

Secretos caseros para evitar que tus alimentos vayan a parar a la basura.

Para evitar que la comida se seque, se pudra o se llene de moho, aquí va un listado de trucos tan insólitos como efectivos.   

Guardá las cebollas en medias de nylon: Aseguran que, con este truco, las cebollas pueden durar hasta ocho meses. Ponelas dentro de medias de nylon y hacé nudos entre cada cebolla (quedará, a lo largo, una cebolla, un nudo, una cebolla, un nudo, etc.). Dejalas fuera de la heladera.    
Envolvé la punta de un racimo de bananas con papel film: Extraño, ¿no? Este pequeño cambio hará que se conserven de tres a cinco días más de lo habitual. Además, poné las bananas lejos de las demás frutas.    
Conservá la lechuga fresca... ¡Con un papel!: Poné la lechuga en un bowl grande y colocá encima una servilleta de papel. Luego, cubrí todo con un film de plástico, bien apretado. Este truco conservará la verdura fresca toda la semana, ya que la servilleta absorverá la humedad. 
¡No pongas los tomates en bolsas plásticas!: El etileno atrapado hará que maduren más rápido. Los tomates se deben guardar en forma distinta según su grado de maduración:  
* Verdes: guardarlos con el tallo hacia abajo, en una bolsa de papel, o puestos en una sola fila dentro de una caja de cartón que se deje en un lugar fresco, hasta que estén rojos. 
* Maduros: deben conservarse a temperatura ambiente, donde no les dé el sol, en una sola fila, sin que se toquen entre ellos y con el tallo hacia arriba. 
* Demasiado maduros: deben ponerse en la heladera, pero hay que dejarlos que estén a temperatura ambiente antes de comerlos.  
Cubrí las hierbas: Para guardar el perejil, la albahaca y el cilantro, cubrilas con plástico, cerralas con una banda elástica y ponelas en la heladera. Es la mejor manera de mantenerlas frescas por más tiempo.  
Evitá que las papas germinen: Para prevenir que echen raíces, se recomienda guardar las papas junto con las manzanas.  
Cambiá los tupper por frascos de vidrio: Los tupper se rompen y se manchan con facilidad. Una mejor opción son los frascos de vidrio: son más saludables, más duraderos y ayudan a que los productos se conserven por mayor tiempo.  
Conservá los frutos rojos en vinagre: Mezclá una porción de vinagre (blanco o de manzana) y diez porciones de agua. Poné ahí las frutillas, frambuesas u otros frutos rojos. Mojalos bien, escurrilos, enjuagalos y ponelos en la heladera. La solución se diluye lo suficiente como para no dejar sabor y permite que las frutas duren más.  
Descartá las manzanas podridas: Lo decían las abuelas, y es verdad: una manzana podrida puede arruinar al resto.  -Rocía el guacamole :Para que el guacamole se conserve verde, rocialo con un poco de aceite usando un pulverizador para cocina. Luego, llevalo a la heladera.  
Evitá que el queso se reseque: ¿Lo abrís y enseguida se pone duro? Para que no te vuelva a pasar, untá un poco de manteca en el lugar donde lo cortaste.  
Prologá la vida de los huesos: Envolvelos en papel para queso o papel encerado (NO con papel film) y luego ponelos en una bolsa plástica. Ubicalos en la parte menos fría de la heladera, como el cajón para verduras o quesos.  
Tostá las nueces: En cuanto llegues del supermercado, esparcí las nueces en una bandeja y hornealas a 350 grados durante 15 minutos o hasta que estén doradas. Luego, guardalas en el freezer. Las nueces asadas tienen más sabor y duran más tiempo.  

Comentarios