santafe
Domingo 17 de Abril de 2016

A cuatro años de su apertura, la bebeteca suma nuevos desafíos

El espacio, que funciona en la Biblioteca Pedagógica y Popular Domingo Sarmiento, busca incrementar el número de ejemplares y de visitas. Su historia.

La semana pasada la bebeteca Tutú Marambá, que funciona en la sección infanto-juvenil de la Biblioteca Popular y Pedagógica Domingo Faustino Sarmiento, cumplió cuatro años y en ese contexto sus referentes se plantearon nuevos desafíos: sumar más ejemplares a sus estanterías y aumentar el número de visitantes. 
“Para nuestra institución celebrar otro aniversario de este espacio es muy importante, ya que el mismo desde su nacimiento significó la incorporación democrática de toda la familia al espacio biblioteca”, explicó en diálogo con Diario UNO Mercedes Baldisarri, una de las promotoras del espacio (junto a Micaela Piccini), y agregó: “Como entidad centenaria, nuestra biblioteca tiene socios de todas las edades que muchas veces vienen acompañados por pequeños de cero a cuatro años que necesitaban tener un lugar para ellos, sobre todo porque es muy probable que en una familia lectora se busque inculcar la pasión por los libros a todos sus integrantes desde los primeros años de vida”.
En esa línea, la mujer comentó que desde sus inicios el espacio también implicó la apertura a nuevas visitas, como las de jardines maternos de la ciudad y alrededores (tanto públicos como privados), a los fines de lograr también el acercamiento por primera vez a un libro en muchos chicos. “Sabemos que muchos chiquitos tienen ese primer encuentro aquí y eso es también un reto para nosotros, ya que debemos lograr que la situación los entusiasme de tal forma que busquen repetir esa situación”, dijo Baldisarri y completó: “En general cuando vienen los chicos de alguna escuela les organizamos una actividad siempre pensando que para ellos el libro es un juego que les despierta la imaginación y que los atrapa”.
En ese sentido, la bibliotecaria se refirió a los ejemplares con los que cuentan, unos 500, los cuales aseguró “esperan poder renovar este año” de la mano de un proyecto que tienen pensado presentar a la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares.
“Muchos de los libros que tenemos son de materiales que requieren un cuidado especial que no siempre se puede lograr por la gran variedad de pedidos a domicilio que tenemos, que si bien es limitada en días, es más repetida en el caso de las copias que son más llamativas por los accesorios que presenta (además de libros de tela, goma eva y plástico, hay algunos que tienen música, luces y sonido)”, contó la referente del espacio y siguió: “Además, hay que recordar que más allá de las visitas coordinadas de instituciones, hay particulares que acceden a nuestro espacio a modo de paseo, en general de la mano de papás o abuelos que están de paso por la peatonal y entran a pasar el rato”.
Sobre ese punto, y al ser consultada respecto de si es necesario ser socio para acceder a la bebeteca, Mercedes Baldisarri afirmó: “No es excluyente, pero en general a quienes nos visitan los invitamos a asociarse por un costo anual de $300, con la alternativa de acceso a todos los sectores de la biblioteca. Es decir que puede inscribirse un adulto y sacar libros de la sección infantil, o bien un niño que lleve libros para sus papás, por ejemplo”.

Detalles de atención
Cabe destacar que la bebeteca Tutú Marambá (el nombre responde al título de un cuento escrito por la recordada escritora argentina María Elena Walsh quien tal como persigue uno de los objetivos principales del espacio trabajó para promover el arte literario desde la primera edad) funciona de lunes a viernes de 8.15 a 19.45 en la sección infanto-juvenil de la biblioteca Pedagógica de San Martín 2839.
En cuanto a las visitas hay que decir que están a disposición de las escuelas o guarderías que consideren interesante la propuesta. Los interesados pueden comunicarse con la institución y coordinar día y horario de visita al teléfono 4572974.

La importancia de leer desde la primera infancia
Es sabido que los libros pueden significar una puerta a un mundo de experiencias maravillosas para los niños. En ese contexto, la bibliotecaria Mercedes Baldisarri aseguró que el acercamiento a dichos textos es importante para los niños ya desde el vientre materno. 
“Ya desde la panza el chiquito puede comenzar a experimentar su encuentro con el mundo literario a partir de que la mamá le cuente cuentos o le haga escuchar los que vienen editados”, dijo la experta y siguió: “Luego, cuando son bebés se los puede incentivar del mismo modo y es en ese sentido que se crearon los textos en soporte de tela o aptos para mojar en la bañera, por lo que implica para los chiquitos de esa edad experimentar todo con la boca”.
Para finalizar, al hacer referencia a los tipos de texto que se le pueden ofrecer a los peques, Baldisarri comentó que “la mayoría de los textos tradicionales de lectura infantil están adaptados para los más chicos, obviamente con dibujos más grandes y hasta también con música y luces”; y aseguró que también en la actualidad se encuentran títulos muy novedosos sobre temáticas actuales, tales como el divorcio de los papás, la inclusión, los nuevos formatos de familia y similares.
“El espectro de literatura infantil hoy es muy rico, por eso es imprescindible que los padres lo aprovechen”, concluyó la profesional.

Comentarios