A fondo
Viernes 04 de Diciembre de 2015

Me gusta ese tajo

Paula Eder / De la Redacción de UNO
peder@uno.com.ar


Hay una escena clásica de los dibujos animados en la que el Coyote, persiguiendo al Correcaminos, llega a la punta de una saliente de piedra y detrás de él se abre lentamente una grieta; intenta mover un pie para moverse a la zona segura, y la grieta se abre más rápido.  Desespera y entonces enfrenta el dilema de la grieta: si se queda quieto se cae,  y  si se mueve para evitar su destino se cae más rápido. Lo inevitable es esa fuerza de gravedad. Desde que la palabra “grieta” se menciona 30 veces por día, todas y cada una de esas veces me remitió a esa escena, donde  elegir dónde estar parado es una cuestión de vida o muerte, aunque  nadie muera.

Resistiendo con Aguante es el grupo de facebook creado por y para kirchneristas que logró reunir a casi medio millón de usuarios en menos de un mes, luego de las elecciones presidenciales. Algunos medios  opositores (que en pocos días serán oficialistas) aseguran que sus miembros organizan saqueos y desmanes para el próximo 10 de diciembre.  Frente a estos rumores sus administradores, aseguran que  el grupo fue creado con “el único objetivo de salir a ‘convencer indecisos’ en favor del modelo Nacional y Popular”. De lejos se parece más a un  enorme grupo de autoayuda militante. Comparten experiencias, opiniones y sus miedos frente a los  años que vienen. Por momentos el grupo peca de emotivo, es cierto, pero es casi imposible encontrar mensajes violentos y mucho menos podría atribuírsele un carácter destituyente. Evidentemente nadie tomó demasiado en serio la campaña “Escondele el DNI a tu familiar gorila”, que también tuvo su rebote en este espacio.

Del otro lado, están los que “piensan distinto” que paradójicamente parecen ser muchos más. Los 12 años de kirchnerismo coinciden con el salto más significativo y veloz en materia de comunicación, así, en Internet surgieron miles  de grupos  “anti-k” cuyo eje parece ser la repetición acrítica de los clichés de los medios hegemónicos y sus afirmaciones. En este caso, la violencia exacerbada y el odio desmedido casi tapan la ausencia de ideas relacionadas a construir. “Es que la gente está cansada”, justifican sus miembros y también la tele, que les dio el fuck you que utilizan como insignia la mayoría.

Ambos fanatismos son extremos que  casi se tocan . Si la urgencia para el gobierno entrante es “cerrar la grieta” ¿De qué lado están los que no están dispuestos a tatuarse a Néstor Kirchner en el brazo, pero que tampoco desean la muerte de sus nietos? Quizás la grieta sea un buen refugio para ellos.