Política
Jueves 21 de Julio de 2016

"A Macri le molesta la existencia del Frente en Santa Fe", sentenció el gobernador Lifschitz

El gobernador rechazó las críticas del presidente sobre la supuesta "poca actitud" de la provincia para trabajar en conjunto.

El gobernador Miguel Lifschitz rechazó ayer las críticas de Mauricio Macri y consideró que al presidente "le molesta la existencia del Frente Progresista (FPCyS)" en Santa Fe. Asimismo, el mandatario provincial catalogó de "desafortunada" la declaración del jefe del Estado, que lo cuestionó por su "falta de voluntad" para coordinar políticas públicas con la Nación.
"Estoy sorprendido. Es una expresión desafortunada, una de las tantas que viene teniendo" Macri, resaltó el gobernador en declaraciones a La Ocho.
Según Lifschitz, "hay dirigentes locales del PRO muy preocupados en generar fisuras al interior del FPCyS", espacio que gobierna la provincia desde 2007.
"De algún modo les molesta la existencia del Frente Progresista en Santa Fe", hizo hincapié el ex intendente de Rosario.
En ese sentido, el jefe de la Casa Gris consideró que sus críticas a la Nación tienen que ver "con defender los intereses de los santafesinos" y no con un "tono personal".
"Si hay algo fuera de la realidad es la calificación de Macri hacia mi gestión y mi persona. Siempre busqué articular y coordinar políticas. Soy el gobernador y mis ministros con mejor asistencia a las convocatorias que hizo la Nación. Es más: estamos avanzando en muchos temas, siempre rescatando que hay una buena apertura al diálogo", destacó el socialista.
Al respecto, y con ironía, señaló: "Tampoco creo que puedan establecer una mejor relación con los gobernadores Alicia Kirchner (Santa Cruz) o Gildo Insfrán (Formosa)".
De todos modos, Lifschitz afirmó que apuesta a "mantener una buena relación con la Nación", tras lo cual confió en que "Macri también" lo haga con Santa Fe.
"Cualquiera que me conozca sabe que soy una persona de diálogo. Siempre, antes y ahora, he buscado articular y coordinar políticas", insistió el mandatario.
Millones en danza. Lifschitz también procuró minimizar las acusaciones provenientes de Balcarce 50 sobre el destino de los 55 millones de pesos que la Nación depositó en su momento para asistir a los productores afectados por la emergencia agropecuaria en la provincia (ver aparte).
"Los fondos para la asistencia de productores agropecuarios ya se están distribuyendo", puntualizó el socialista.
Asimismo, Lifschitz volvió a referirse a los tarifazos implementados a nivel nacional, especialmente en el servicio de gas, a los que calificó como "una comedia de enredos que proviene de varias decisiones desacertadas".
"Existió una falta de flexibilidad para corregir este problema rápidamente, con idas y vueltas donde el consumidor tuvo un gran desconcierto. Probablemente el gobierno termine recaudando menos de lo que hubiera podido obtener si ordenaba de manera preanunciada y gradual, como se lo planteamos al ministro (de Energía, Juan José) Aranguren", explicó.
Al respecto, Lifschitz alertó acerca de que "la sociedad tiene cierto grado de tolerancia frente a determinadas cosas, pero eso también tiene un límite".
"Eso es lo que un dirigente político debe medir, advertir y saber manejar. Las tarifas estaban atrasadas y había que actualizarlas, pero eso requería un proceso con mayor información e implementación gradual para que la gente vaya adecuando su modo de vida a un ahorro de energía. Es mejor hacer las cosas bien desde un principio que corregirlas sobre la marcha", sentenció el socialista.
El presidente había criticado a Lifschitz el martes pasado al asegurar que el gobernador tuvo "poca actitud de coordinar y trabajar en conjunto".
"Hasta ahora, el gobierno de Santa Fe tuvo poca actitud de coordinar y trabajar en conjunto. Casi todos los mandatarios tienen una agenda de trabajo con la Nación", le reprochó el jefe del Estado.


Fuente: La Capital

Comentarios