El Mundo
Sábado 07 de Octubre de 2017

Condenaron a una maestra por pedófila

La Justicia comprobó que tuvo relaciones sexuales con un alumno de 15 años. Le dieron 16 meses de prisión.

En Londres una profesora fue codnenada a 16 meses de prisión por tener una "relación sexual plena" con un alumno suyo de 15 años.

Alice McBrearty, de 23 años, admitió tener una relación de cuatro meses con uno de sus alumnos en una escuela del este de Londres, según informa Metro.

La relación comenzó cuando McBrearty envió al chico, que no puede ser identificado porque es una víctima de un delito sexual, una solicitud de amistad en las redes sociales. La pareja tuvo siete encuentros sexuales, comenzando cuando McBrearty llevó al joven a su casa.

La relación llegó a su fin cuando el padre de la víctima se puso en contacto con la policía. McBrearty, quien se declaró culpable de siete cargos de actividad sexual con el chico admitiendo tener una "posición de confianza", se echó las manos a la cabeza y se puso a llorar mientras la jueza Sheelagh Canavan la sentenciaba en la corte situada en el municipio de Snaresbrook, en Londres.

El tribunal escuchó cómo ella lo había llevado a un hotel Ibis para que pudieran tener relaciones sexuales, además de haber realizar actos sexuales con él en un garaje y besarse en un aula. McBrearty también admitió haber tenido relaciones sexuales con el chico en la casa de sus padres en Wanstead Park. Al final de la sentencia, la jueza describió a McBrearty como una "joven brillante, inteligente y talentosa, que sabía diferenciar lo que era correcto de lo que no lo era", pero que había cometido el "más grave abuso de confianza".

"Tuviste una relación sexual plena con un niño de 15 años. Entiendo que digas que él estaba de acuerdo... ¿Qué niño de 15 años rechazaría una oferta tan atractiva? También entiendo que de verdad creyeras que esto era un romance de verdad, que usted estaba enamorada de él y él de usted y que la edad no importaba, pero sí que importa. Se supone que debías mantenerlo (al niño) a salvo para ayudarle a tomar las decisiones correctas. Por el contrario, sólo le ayudaste a tomar las decisiones incorrectas".

Fueron algunas de las frases que dijo la jueza. Emma Sharron, la defensora de la joven, dijo: "Esta chica tiene la vida destrozada. McBrearty, mi clienta, no se siente atraida sexualmente por los niños. Sin embargo, a partir de ahora será considerada como una pedófila para el resto de su vida. Como una delincuente sexual".

La abogada concluía: "Además, ha tenido que renunciar a la profesión de docente y ya no va a ser capaz de conseguir un trabajo decente que coincida con sus calificaciones".