A un click
Jueves 16 de Febrero de 2017

Dejó a su esposa e hijos porque se enamoró de la muñeca sexual que había comprado

El hombre, un japonés de 61 años y padre de dos hijos, la había comprado hace seis años cuando, por cuestiones laborales, se encontraba lejos de su hogar.

Un japonés de 61 años que hace unos años había adquirido una muñeca sexual para sus juegos privados mientras estaba lejos de su hogar por motivos laborales, terminó divorciándose de su esposa argumentando que se había "enamorado de la personalidad de la muñeca".-
A pesar de estar casado y tener dos hijos, Senji Nakajima aseguró que ahora goza de una feliz relación amorosa con su muñeca sexual.
El hombre compró a Saori, su actual compañera sentimental de silicona, hace seis años, con el objetivo de satisfacer sus necesidades sexuales mientras se encontraba lejos de su esposa por motivos de trabajo.
Sin embargo, lo que comenzó como una "relación" puramente física se transformó en algo más, y Senji se comenzó a enamorar de la "personalidad" de la muñeca de tamaño real.
"Estoy cansado de los humanos modernos racionales, son seres sin corazón" dijo Senji, que vive con su muñeca en Tokio, según el Daily Star. Saori, en cambio, "nunca traiciona, ni siquiera por dinero", explicó el japonés, sin especificar dónde se encuentran ni qué relación mantiene con su esposa e hijos.
El mercado de las muñecas de silicona en China está estimado en más de 14.500 millones de dólares, según Japan Times. A diferencia de las muñecas inflables, mucho más baratas, estas pueden costar hasta 5.000 dólares y algunos vendedores las promocionan con sus clientes potenciales asegurándoles que nunca más desearán una novia verdadera de nuevo.