El País
Miércoles 17 de Agosto de 2016

En 1982 le escribió a un combatiente de Malvinas y 34 años después recibió la respuesta

Graciela es docente y recibió un mensaje por Facebook de un excombatiente que, en 1982, recibió una carta suya.

La docente y fotógrafa Graciela Vassarotto aún no sale de su asombro. De puño y letra en 1982 escribió una carta a uno de los combatientes de Malvinas. Era una de las miles de cartas a "un soldado anónimo". Pero lo que nunca iba a imaginarse era que más de treinta años después iba a recibir un mensaje por Facebook de ese soldado al que ella le había escrito.
"Me resultaría imposible describir lo que sentí y siento porque es algo impensado", contó emocionada Graciela a "El primero de la mañana" de La Ocho. La docente recordó que tenía 14 años e iba al colegio secundario cuando comenzaron a escribir las cartas y a enviar encomiendas con golosinas a los soldados que peleaban en el Atlántico Sur.
Hasta que el sábado por la noche el excombatiente Ernesto Ismael Urbina le escribió desde Punta Alta a Graciela, oriunda de Huinca Renancó (Córdoba), pero que desde hace algunos años vive con su familia en General Pico, 135 kilómetros al norte de la capital de La Pampa.
La carta del excombatiente decía:
"Estimada aunque desconocida Graciela: En 1982 recibí muchas cartas de niñas y niños y personas de diferentes edades, pero mayormente de corta edad. Entre esas cartas me llegó una escrita por una nena de Huinca Renancó. En esos días contesté muchas cartas de las que me llegaban. En años posteriores me mudé de casa y hace un año me mudé nuevamente y, hace 4 o 5, días acomodando un poco los papeles encontré la carta que me llegó en esos días tan difíciles, escrita por una niña con una caligrafía muy prolija. La niña que me escribió se llama Graciela Cassarotto, ella me pide que le conteste y como no me acuerdo si lo hice, lo hago hoy, no sé si eres tú esa persona ojalá lo fueras, porque tu carta me llenó de fuerzas como las demás para seguir adelante con mi vida. Después de mucho tiempo quiero decirte gracias por tus palabras, te mando un saludo y espero seas la persona que me escribió en aquellos días".
"Después de tanto tiempo no es que te olvidás, pero no te esperás recibir una carta. Y que alguien te diga que la guarda y que lo que le dijiste en ese momento fue importante es demasiado", relató la mujer a La Ocho. Cuando leyó el mensaje estaba en una peluquería: "Fue una mezcla, como si todo se te viniera encima, sentir como que el tiempo no pasó. Y cuando comienzo a leer su respuesta no lo podía creer".
Anoche el hombre le envió la carta que la entonces adolescente le escribió, lo que para Graciela significó ver una carta que, aún con su letra de niña, se conservaba como si la hubiera escrito ahora.