El Mundo
Jueves 15 de Junio de 2017

Hallan una extraña criatura marina de dos cabezas

El mamífero, de la familia de los delfines y las ballenas, es el primer bicéfalo registrado en su especie y el décimo cetáceo con esta patología

Una noticia asombra a científicos por estas horas en el mundo. Es que un grupo de pescadores encontró en la costa holandesa, puntualmente frente a la localidad de Hook, una marsopa de dos cabezas. Es un animal cetáceo, de la misma familia que el delfín o la ballena y que se convirtió en el primer caso conocido de bicefalía en su especie.

Como explica la revista científica «New Scientist» en su versión digital, sus descubridores "alucinaron" al hallar al animal, que estaba ya muerto en el momento de su localización.

La "cosa" -como la llamaron en un principio- tenía sesenta centímetros de largo... ¡y dos cabezas!

marsopa 2.jpg
<b>Viralizadas.</b> Las im{agenes circularon hasta llegar a un especialista en fauna marina.
Viralizadas. Las im{agenes circularon hasta llegar a un especialista en fauna marina.


Se trata de la décima ocasión en que se encuentra un ser de la familia de los cetáceos con dos cabezas. Ya habían aparecido en varias ocasiones previas ballenas o delfines bicéfalos. En los últimos años han aparecido otros animales también con dos cabezas.

En el momento en que encontraron al animal, los pescadores le hicieron fotos y le devolvieron al mar, pues pensaron que sería ilegal trasladarlo de allí. Sin embargo, confían en que las imágenes que le tomaron puedan servir en materia de investigación.

Una fotografía de la "cosa" comenzó a circular entre los navegantes. Pronto llegó a la casilla de correo electrónico de Erwin Kompanje, del Museo Natural de Historia de Rotterdam. El reconocido experto en mamíferos quedó sin palabras al observar lo que tenía enfrente de sí en su ordenador.

"La anatomía de los cetáceos es totalmente diferente de la de los mamíferos terrestres, pues tienen condiciones para poder adaptarse a vivir en el mar como mamíferos. Pero todavía queda mucho por descubrir", comenta a la New Scientist el investigador Erwin Kompanje, del Hospital Universitario Erasmus MC, el mayor centro de este tipo en los Países Bajos.

marsopa 1.jpg
<b>Raro.</b> La marsopa de dos cabezas, encontrada en Países Bajos.
Raro. La marsopa de dos cabezas, encontrada en Países Bajos.


"Creo que nacieron vivos", arriesgó el hombre, según consignó The Washington Post. Las causas de la muerte pudieron ser varias, pero el naturalista piensa que sobre todo dos teorías sacan ventaja sobre el resto: cada uno de los cerebros pudo haberle dado información diferente al cuerpo del animal para así morir ahogado, o bien su corazón no soportó.

En palabras del científico, que habla juzgando por lo que ve en las fotografías, el animal falleció al poco tiempo de nacer, porque su cola no presenta rigidez, algo fundamental que desarrollan los cetáceos en sus primeros instantes de vida para poder nadar.