Información General
Martes 03 de Octubre de 2017

Jammy, la mini guitarra eléctrica portátil que revoluciona Internet

Se trata de un instrumento desarrollado por Dmitry Shemet y promocionado a través de la plataforma de financiamiento colectivo Indiegogo. El inventor necesitaba 50.000 dólares para empezar a producir la guitarra a nivel industrial, y ya lleva recaudados casi el doble. En abril comenzarán a ofrecer a la venta el producto.

Jammy es una súper guitarra eléctrica portátil que se adapta a cualquier lugar, que posee un rango de sonido completo, salida de audio directa a los auriculares o un amplificador y 17 tonos de guitarra incorporados.

A diferencia de su guitarra estándar de 6 cuerdas, Jammy tiene:

  • Sonido MIDI realista emulando 17 tonos exclusivos de las guitarras más icónicas
  • Integración de aplicaciones de edición de música digital (DAW) y edición de música
  • Cuello deslizante (12.6 "plegado, 19.6" completamente extendido, sosteniendo un diapasón en la mano izquierda, muévalo a lo largo del eje como si estuviera corriendo los dedos arriba y abajo del cuello de su guitarra común).

Gracias a que Jammy tiene sólo 12,6 pulgadas de largo, encaja literalmente en cualquier lugar (en una mochila, un escritorio de oficina, o incluso una guantera de un auto).

Además, para ser tocada, Jammy, no necesita aplicaciones adicionales o equipo. Un par de auriculares bastarán. Lo cual hace esta guitarra ideal, para los lugares en donde una guitarra común sería inconveniente. Por ejemplo, en las vacaciones, un viaje de negocios o simplemente un espacio de oficina.


Jammy.png

Su desarrollador destacó además que "lo que añade aún más a la portabilidad Jammy es la batería que dura más de 2 horas en una carga!".

La aplicación complementaria de Jammy

La aplicación para teléfonos con iOS o Android posibilita también obtener una ayuda para poder tocar nuestras canciones favoritas o improvisar con pistas de acompañamiento de diferentes géneros.

Para poder empezar a producir la guitarra a nivel industrial, su creador pidió ayuda a través de la plataforma de financiamiento colectivo Indiegogo. Inicialmente solicitó 50.000 dólares para poder hacer avanzar con la idea, pero en pocos días se dio cuenta que había sobrepasado sus expectativas: hasta el momento lleva recaudados 85.000 dólares, y aún la cifra puede seguir aumentando.

Como estimulo para los primeros benefactores, hay distintas posibilidades de acuerdo al bolsillo de los donantes. Aquellos que quieran ser uno de los primeros en tener una Jammy, pagarán por ella, 100 dólares menos que lo que será su precio de mercado en abril cuando se empiece a comercializar a un precios de 449 dólares.