A un click
Domingo 12 de Junio de 2016

Le piden a Apple que aclare si hay trabajo infantil detrás de sus dispositivos

La República Democrática del Congo produce al menos el 50 por ciento del cobalto del mundo, un mineral que a menudo se extrae con mano de obra infantil.

Amnistía Internacional instaló en el centro de Madrid, frente a la mayor tienda de Apple de España, una mina gigante en tres dimensiones para exigirle a esta empresa tecnológica que investigue su cadena de suministros y asegure que sus productos no contienen cobalto extraído por menores.
En vísperas del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la organización instaló en la Puerta del Sol, centro neurálgico de la capital española, una imagen anamórfica del artista argentino Eduardo Relero que representa en tres dimensiones una mina de la República Democrática del Congo, de la que un grupo de menores extrae teléfonos móviles, informó la agencia EFE. 
La misma actividad tendrá lugar, también este fin de semana, en varias ciudades europeas, como Bruselas o Praga. 
La República Democrática del Congo produce al menos el 50 por ciento del cobalto del mundo, un mineral que a menudo se extrae con mano de obra infantil.
Menores entrevistados por Amnistía Internacional dijeron que trabajaban hasta 24 horas diarias en la mina, llevando pesadas cargas, para ganar entre uno y dos dólares al día.
En 2014, había alrededor de 40.000 niños trabajando en minas en todo el sur de la República Democrática del Congo, muchas de ellas de cobalto, según Unicef.
Amnistía Internacional se ha dirigido a Apple para que facilite los nombres de las empresas proveedoras de cobalto que participan en su cadena de suministro, incluyendo el máximo de información posible sobre el lugar y las condiciones de extracción del cobalto, pero todavía no recibió respuesta.
También en ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, Save the Children denunció el creciente número de niños sirios que se han visto forzados a trabajar, dentro y fuera de su país, debido al conflicto y la crisis humanitaria. 
La ONG exige a la comunidad internacional, a los gobiernos y a la sociedad civil que ponga fin al trabajo infantil en Siria, a través de medidas para promover la educación de los menores y fortalecer los sistemas de protección de la infancia. 
Fuente: Télam