A un click
Lunes 11 de Abril de 2016

Pasar mucho tiempo viendo porno en internet provoca una ostensible reducción del volumen del cerebro

Un estudio reveló que el tejido neuronal relacionado con la inteligencia se ve directamente afectado cuando se consumen en forma compulsiva películas XXX. 

El boom del porno en internet ha hecho que sea más accesible, barato y anónimo. Esto provocó al Centro de Psicología del Ciclo Vital de Berlín a llevar adelante un estudio para constatar cómo afecta este hábito de consumo al cerebro. La conclusión del estudio resultó sorprendente.

Los investigadores reclutaron a 64 hombres para que cubrieran todos los rangos del consumo de pornografía accesibles en la web. Después se les realizaron escáneres cerebrales para comprobar si realmente el hecho de ver películas XXX impactaba de alguna forma en sus cerebros.

Una vez terminados los análisis, el equipo científico alemán determinó que el porno afecta el volumen de materia gris en el cerebro, el tejido neuronal directamente relacionado con la inteligencia, por lo que los adictos a este tipo de producciones audiovisuales veían disminuido su capacidad intelectual.

"Encontramos una relación negativa entre la cantidad de horas que los sujetos veían porno y la cantidad de materia gris que se encontraba en el núcleo caudado (uno de los componentes de los ganglios basales, una zona del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria)", aseguraron los expertos.

Además de los efectos en el núcleo caudado, se descubrió que el núcleo estriado (la principal vía de entrada de información hacia los ganglios basales) también se había reducido en los hombres que habían sido sometidos a visionar más horas de películas XXX, cualquiera sea su contenido.

Según los investigadores, todos estos daños podrían deberse a una intensa estimulación del sistema de recompensa del cerebro, que se activa frente a un estímulo externo y se encarga de liberar los dos neurotransmisores (la dopamina y la oxitocina) responsables de las sensaciones placenteras.