A un click
Viernes 29 de Septiembre de 2017

Perturbador:a 22 años del ataque de un tigre se animó a mostrar la brutal secuela y a pedir ayuda

La triste historia de Hashmot Alí se viralizó en las redes sociales

Hashmot Ali, de 40 años, usa un pañuelo para tapar su rostro desde hace 22 años. Es que un tigre lo atacó, logró sobrevivir, pero quedó desfigurado.

Según informa El Intransigente, el hombre fue atacado por un tigre en 1995, en Bangladesh, cuando estaba recostado en su bote en un pequeño muelle desolado.Sin esperarlo, un tigre saltó sobre él y comenzó a el ataque. Salvó su vida, pero mitad de su rostro quedó desfigurado.

Hashmot, que tiene tres hijos, se refugió en su pueblo casi no sale de su humilde vivienda por miedo a que lo juzguen por su apariencia. Por eso, cubre las secuelas con un pañuelo.


Hoy, con 45 años, el pescador se animó a mostrarle al mundo cómo quedó su cara y pidió ayuda para lograr recuperar una cara "normal". "Necesito desesperadamente que mi cara sea mejorada. Es muy importante volver a lucir normal. Quiero mi vida con orgullo. No quiero ocultarme más detrás de esta máscara", dijo en declaraciones publicadas por Unilad.

Según los médicos, necesitará varias cirugías y el proceso podría tardar años. Pero a Hashmot no le importa la espera. Ya aguantó 22 años en las sombras.

tigre2.jpg