A un click
Martes 19 de Julio de 2016

Quiso establecer un récord y terminó destrozando un auto de 3 millones de dólares

La imagen muestra cómo quedó uno de los autos más caros del mundo. El One: 1 de la marca Koenigsegg, que está a la venta a cambio de 3 millones de dólares, quedó destrozado. El accidente se produjo en el circuito alemán de Nürburgring, donde el bólido salió a la pista detrás del objetivo de establecer el récord del trazado.
El accidente tuvo lugar en uno de los tramos más exigentes del circuito germano. El auto entró con demasiada velocidad a la curva, chocó contra el guardarraíl y se salió de la pista, sufriendo además un pequeño incendio, apagado rápidamente por los sistemas de seguridad del coche. Los daños se extienden a la carrocería, chasis, suspensiones y motor.
Por suerte, no hay que lamentar daños personales, ya que el piloto de pruebas salió del habitáculo por su propio pie. Más tarde, la marca publicó un comunicado confirmando que su conductor estaba fuera de peligro: “El piloto fue transportado al hospital como parte del procedimiento habitual en este tipo de situaciones y fue dado de alta esa misma tarde. Este incidente es una confirmación de lo difícil que es conducir a este nivel en el mejor campo de pruebas de todo el mundo. Obviamente estamos consternados con el suceso pero contentos de que nuestros sistemas de seguridad trabajen según han sido diseñados para proteger a nuestro conductor.”
Embed