A un click
Viernes 25 de Diciembre de 2015

Una marca de cosmética de lujo eligió a una modelo XL

El diseñador Christian Louboutin eligió a Clémentine Desseaux, una integrante del estilo curvy, para la próxima campaña de la línea de belleza. Es la primera vez que una compañía dedicada a la belleza apuesta como embajadora a una mujer que no cumple con los estereotipos clásicos. 

El nombre del diseñador Christian Louboutin suele frecuentar las revistas y sitios webs de moda europeos. Las formas y texturas de sus zapatos y accesorios siempre se destacan por la creatividad y desde el año pasado, cuando lanzó su línea de belleza de lujo, sus labiales y esmaltes son considerados un objeto de deseo.
Ahora, vuelve a sorprender por una decisión que sigue la tendencia que empezó a surgir en 2015 y que muchos apuestan a que irá consolidándose en las temporadas que vienen.
La buena nueva es que para su próxima campaña del sector beauty de la marca contrató a una modelo curvy. Con esta incorporación, queda en los registros fashion como la primera compañía de cosméticos que elige como embajadora a una mujer con curvas contundentes.
La merecedora de este contrato es la francesa Clémentine Desseaux, quien tiene un recorrido como modelo de talles grandes y participó en un documental sobre modelos curvy que se estrenará en septiembre de 2016.
“Las reglas de la belleza están cambiando. Algunas condiciones que antes eran tomadas como una debilidad pueden transformarse en una fortaleza. Es muy bueno que solo sea considerada como bella una mujer rubia, de tez bien blanca y muy flaca”, contó Clémentine en una entrevista.
 Además, como a muchas chicas que no representan los cánones estéticos más estrictos y exigentes  Clémentine tuvo que buscar su propio camino y lugar en el mundo.  “No me resultó fácil mi adolescencia en Paris, un lugar donde la imagen tiene un valor muy preponderante, con mi cuerpo. Desde que me mudé a Nueva York pude sentirme más a gusto con mi vida”, concluye.