a_fondo
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Se vio gorda en facebook y adelgazó en forma alarmante

El furor por redes sociales como Facebook o Instagram implica un aumento del nivel de exposición pública de la vida privada. Eventos, viajes, comidas, fiestas, lugares de trabajo... son compartidos a fin de poder interaccionar con el resto de contactos. Pero no siempre este hecho se traduce en un "feedback" positivo.
A veces pueden suponer un espejo que muestra una "realidad desconocida" para el propio implicado, tal y como queda demostrado en el caso de Adele Morgan, una británica de 23 años que descubrió una sorpresa desagradable al ver una serie de fotos suyas en su cuenta personal de Facebook.
En un viaje universitario a Sudáfrica que realizó en 2013, observó en las instantáneas del viaje subidas a Facebook una realidad de la que no era consciente. A partir de las mismas tomó en cuenta su sobrepeso y decidió revertir la situación. Se puso en manos de especialistas, que rápidamente le revelaron un índice de masa corporal de 33, mucho más alto de lo recomendable, y le aconsejaron una dieta específica con el objetivo de adelgazar.
A la temprana edad de 17 años, justo en el momento de empezar la universidad, Adele empezó a tener algunos kilos de más. Según cuentael diario Mirror, tras independizarse de casa de sus padres, la comida basura empezó a ganar peso en su rutina alimenticia. Meses más tarde conoció a su novio, quien no vio en esta cuestión un obstáculo para consolidar la relación.
Pero el mencionado viaje lo cambió todo. Adele no quería salir en las fotos, pero un profesor inmortalizó todos y cada uno de los momentos. Y posteriormente los publicó en Facebook, dejando al descubierto el dilema de nuestra protagonista. Así, en marzo de 2014, entró a formar parte del grupo Slimming World, especializado en conseguir que sus miembros lleven una alimentación saludable. Dicho y hecho. A finales de ese mismo año, su índice corporal era de 20 y su peso había bajado hasta los 60 kilos.
"Ellos no me habían visto durante unos meses y les parecía alguien totalmente diferente", explica Adele acerca del cambio de percepción que experimentaron sus compañeros de estudios tras ver su cambio de imagen. Ahora su vida ha cambiado. "Me encanta usar vestidos ajustados a mostrar mi figura". Y todo "gracias" a Facebook.