Jueves 27 de Octubre de 2016

Absolvieron a un imputado por trata: la víctima dio otra versión

Su ex lo denunció por explotación sexual, quedó detenido y mató a un preso. Fue a juicio y la mujer confesó la verdad.

El caso de Eduardo Fabián V. será uno de esos que quedará marcado en la historia penal de Santa Fe. El hombre fue acusado de explotar sexualmente a una mujer en 2014, luego fue arrestado y quedó detenido de manera preventiva. Fue alojado junto a un preso por violación pero ante una gresca lo asesinó en "legítima defensa". Cuando llegó la hora del juicio por la denuncia por trata de persona, terminó siendo absuelto ya que la denunciante confesó que no todo había sido como lo contó en la etapa procesal.
Este lunes, la Fiscalía General del Tribunal Oral Federal de Santa Fe desistió de la acusación y resolvió, junto con su defensora, liberarlo por el delito que lo llevó a vivir los momentos más tensos de su vida.

Una relación enfermiza
Todo comenzó en 2014 cuando el 29 de marzo, la madre de la víctima denunció en la Comisaría Nº 14 de San José del Rincón que su hija -N.A.- había sido secuestrada por su pareja, Eduardo Fabián V. En dicha denuncia, la mujer manifestó que el hombre obligaba a su hija a ejercer la prostitución a raíz de unos supuestos mensajes que había recibido el hermano de la víctima. El testimonio de la madre fue tomado en cuenta por el área de Trata de Personas del Ministerio de Seguridad, la cual inició una investigación por pedido de la Fiscalía del MPA que intervino en el caso.
Tres días después de radicar la denuncia, la joven víctima logró escapar de donde había estado retenida por su pareja -en Santo Tomé- y pudo encontrarse con su madre. Conmovida por la situación decidió contar lo sucedido a los organismos que atendieron el caso. Allí narró la relación enfermiza que tenía con su expareja. La misma estaba enmarcada en golpes y maltratos y que además era obligaba a ejercer la prostitución y que el dinero producto de aquella actividad se lo quedaba Eduardo Fabián V., el cual la amenazaba de muerte para impedir su escape.
La causa siguió su trámite en el fuero federal y un año después, el 10 de junio del 2015, el hombre acusado de proxeneta fue detenido en la ciudad de Santo Tomé por Gendarmería Nacional.

Una causa dentro de otra
Cuando la Justicia federal dispuso que Eduardo Fabián V. permanezca detenido hasta que llegue su juicio, fue alojado en la Subcomisaría Nº 16 de Santo Tomé, lugar que nunca más olvidará ya que allí compartió celda con Walter Javier Hauatti, de 34 años, un detenido por abuso sexual.
En la madrugada del 9 de febrero de este año, en una pelea desatada dentro del pabellón, el acusado de proxeneta apuñaló en el abdomen a Hauatti y le causó la muerte. Posteriormente fue separado del resto de los detenidos y luego imputado por la Fiscalía de Homicidios del MPA por el delito de homicidio. Seguidamente fue trasladado hacia la cárcel de Coronda, a 40 kilómetros de Santa Fe.

La hora de la verdad
Para marzo de este año, el Juzgado Federal Nº 1 remitió la causa que lo tenía procesado a Eduardo Fabián V. al Tribunal Oral Federal de Santa Fe para que se eleve a juicio, el cual se dio el pasado 24 de este mes. Allí el imputado dio otra versión de lo vivido con su expareja, la cual lo denunció en 2014. Posteriormente, pasaron dos testigos que asistieron a la víctima. Pero la situación dio un cambio radical horas después. Cuando la joven declaró ante el tribunal de jueces, sus palabras ratificaron que su ex la golpeaba y amenazaba pero al ser consultada por la denuncia de la explotación sexual, la mujer confesó que nada de eso había sucedido sino que en aquel entonces sintió mucha bronca y por eso dijo palabras que no eran ciertas.
Ante tal situación, el fiscal general, Martín Suárez Faisal, se abstuvo de formular la acusación contra el imputado y por medio de un acuerdo con la defensa, a cargo de la defensora pública oficial Mariana Rivero y Hornos no se continuó con el debate. Por tal razón, el tribunal de jueces compuesto por María Ivón Vella, José María Escobar Cello y Luciano Homero Lauría absolvió al procesado y ordenó su libertad, la cual seguirá condicionada por el homicidio en la seccional de Santo Tomé y por otra causa abierta en torno a un robo calificado.

Comentarios