santafe
Martes 18 de Agosto de 2015

Acordaron en Sanford obras para aliviar anegamientos de campos

La provincia pondrá hoy en marcha una serie de trabajos para descomprimir la zona rural afectada. El compromiso fue asumido por el ministro Ciancio ante productores.

La provincia pondrá en marcha desde hoy una serie de trabajados para descomprimir la crítica problemática hídrica en la zona rural y prevenir nuevas inundaciones en la pequeña localidad de Sanford donde si bien la situación se normalizó en el casco urbano al descender las aguas aún persististe la preocupación por los excedentes provenientes de los campos.
El compromiso fue asumido ayer por el ministro de Aguas del gobierno santafesino, Antonio Ciancio, tras una reunión que mantuvo en la sede comunal con autoridades y productores damnificados tanto de Sanford como de Arequito y Chabás.
El encuentro sobrevino tras una movilización de un grupo de vecinos que se concentró frente la comuna y cortó la ruta nacional 33 que atraviesa la localidad para exigir medidas tendientes a evitar situaciones de emergencias como las sufridas recientemente.
Si bien hubo momentos de tensión finalmente retornó la calma al suscribirse una suerte de acta compromiso, que el propio Ciancio redactó de puño y letra y luego leyó a los manifestantes, al culminar la reunión que encabezó tras ser requerida su presencia, lo que derivó en el levantamiento del piquete y la liberación de la ruta para la circulación del tránsito.
Acuerdo
Lo acordado consiste en cinco puntos que incluyen obras y tareas hídricas para facilitar el drenaje del agua acumulada en los campos y proteger las poblaciones de posibles inundaciones.
Una de los acciones previstas contempla "la construcción de un aliviador desde el bajo Arequito hasta el río Carcarañá", cuyo proyecto fue desarrollado hace años, aunque nunca concretado por un "ingeniero (de apellido) Gandolfo y denominada Alternativa 2", según se consigna en el acuerdo.
Asimismo se convino "limpiar el canal existente (en la zona de Sanford-Arequito) desde la loma de Floco hasta el Arroyo Saladillo" además del "perimetral (que bordea la localidad) hasta el camino a (Colonia) Las Flores, remover y remplazar alcantarillas existentes". Y a ello, además de fijarse para hoy el inicio de las obras, se suma como compromiso "reparar el terraplén" de contención que días atrás desbordó e inundó a la mitad del ejido urbano de Sanford al tiempo que, por pedido de las autoridades locales y vecinos, "no se realizarán trabajos de alteo".
"Ya salgo para la sede del ministerio en Rosario a coordinar las tareas", expresó el ministro al recibir el aplauso de los vecinos como señal de aprobación a lo resuelto para luego indicar que la provincia afectará a lo planificado herramientas propias y contratadas.
"Esto no termina acá, sino que recién comienza", prometió el funcionario, y renovó el compromiso de seguir "trabajando en forma conjunta por el camino del diálogo", ya que "esta gobierno dio muestras de escuchar, aprender y corregir", para luego cuestionar actitudes "violentas" como las registradas días atrás en Sanford cuando en el marco de una movida similar a la de ayer, aunque más virulenta "un exaltado agredió y lastimó a dos funcionarios", indicó el ministro.
Aunque los manifestantes valoraron y reconocieron la actitud asumida por Ciancio tras desembarcar en Sanford en este momento conflictivo y la ya destrabada protesta, tampoco ocultaron su malestar por la falta de obras que "podrían haber evitado lo sucedido en la localidad".
"Acá lo importa es que se empiecen los trabajos prometidos para empezar a confiar", le advirtió sin rodeos uno de los tantos vecinos que se movilizó para exteriorizar su descontento y reclamar soluciones.
Las tareas que posibilitarán drenar gran cantidad de agua de los campos hacia el Carcarañá implica un monitoreo permanente por parte de Hidraúlica de la provincia para que el desagote no genere desbordes que afecten zona pobladas.
Al respecto el jefe comunal de Sanford, Julián Gironelli, aclaró que "lo acordado sólo tiene como intención descomprimir la situación de forma prudente y responsable para no perjudicar a nadie". Y destacó lo convenido porque "apunta a resolver las cosas integralmente para que nadie resulte afectado".
Más de 20 mil hectáreas
Tras el descenso del agua y haberse normalizado la situación en el castigado radio urbano sanforense todas las miradas se centraron en la gigantesca masa hídrica que asola los campos de la zona y alerta y preocupa a los pobladores que ahora esperan que la provincia concrete el compromiso asumido.
Más de 20 mil hectáreas aún están literalmente bajo agua y su fisonomía se asemeja a un "inmenso lago". Al menos así lo describió el ingeniero casildense Eduardo Crenna luego de sobrevolar la zona afectada para tomar dimensión y evaluar el fenómeno desde su función de asesor de comunas y municipalidades de la región en materia de obras públicas.
“El gran volumen de agua que circunda al pueblo de Sanford ofrece un panorama sencillamente desolador”, aseguró el profesional para luego especificar que similar situación se da en jurisdicción de Arequito y, en menor magnitud, en Chabás y otras localidades de la zona.
Peor que en mayo
El problema supera al registrado en mayo donde también miles de hectáreas sufrieron anegamientos a causa de intensas precipitaciones, aunque en esa oportunidad hubo menos pérdidas porque la cosecha ya había sido levantada.
“Ahora no sólo es mayor la extensión del área afectada, sino también los daños ya que muchos lotes inundados estaban sembrados de trigo o realizándose trabajos de laboreo”, indicó el profesional para luego cuestionar la falta de celeridad en la ejecución de obras hídricas reclamadas, sin éxito, desde hace tiempo.
En ese sentido, recordó que “las autoridades de las localidades involucradas vienen realizando desde 2007 gestiones (ante la provincia) en busca de soluciones al problema de la cuenca del Arroyo Candelaria y aún no se implementaron acciones para resolver la evacuación de los excedentes hídricos que ponen en riesgo la seguridad de las poblaciones como ocurrió en Sanford”.
Crenna, quien conversó con este medio antes de surgir la movida en Sanford que terminó con el compromiso provincial de realizar tareas para abordar la problemática hídrica en la zona, planteó la necesidad de acciones “rápidas para salir de este estado de asamblea permanente donde se delibera pero no se actúa”. Y en ese sentido defendió la alternativa de “sacar los excedentes hacia el Carcarañá, que es la pendiente natural, sin poner en peligro las zonas pobladas además de mejorar las condiciones de escurrimiento del canal Candelaria en todo su cauce con la instrumentación de presas reguladoras que no pongan en riego los cascos urbanos”.
Y sobre la conformación del tan mentado comité de cuenca opinó que “se debe formar una vez que estén definidas las obras, que se deben hacer en forma integral sin que primen los interés particulares sobre los colectivos”.
Situación en María Teresa
“Estamos resistiendo, el nivel de las napas es elevadísimo y el agua brota del piso en las juntas del pavimento además de tener los dos canales, el norte y el sur, en su máximo nivel y una laguna que tiene muchísimas hectáreas, próxima al pueblo, y cuya barrera es la ruta 14”. Con esa frase el secretario de Obras Públicas de María Teresa, Roberto Freites, sinterizó la complicada situación hídrica de la localidad del departamento General López, que “es como una suerte de olla en la que desembocan excedentes de otros distritos como San Eduardo y Venado Tuerto”. Y luego reclamó que la provincia intervenga.

Fuente: La Capital

Comentarios