Ovación
Martes 25 de Julio de 2017

Adam Peaty batió el récord del mundo en los 50 metros pecho con sólo 23 brazadas

El inglés detuvo el cronómetro en 26.10 segundos y estableció un punto alto en el Mundial que se realiza en Budapest; el argentino Martín Naidich quedó eliminado en los 800 metros libres

La hinchada en el Duna Arena ni había comenzado a calentar las gargantas cuando el británico Adam Peaty lo dejó mudos. Necesito de 23 brazadas Peaty para firmar 26.10 segundos en los 50 metros pecho, récord del mundo para un deportista acostumbrado a pulverizar los cronómetros.

En el último Mundial de Kazán, el británico se había quedado con el oro en la misma disciplina, con un marca de 26.46. Este martes, la bajó en 36 centésimas. Está con la turbina encendida Peaty, que en la jornada del lunes había logrado en los 100 metros la mayor distancia entre el primer y segundo clasificado. "Honestamente, no iba a por el récord. Pero vi nadar tan rápido a mis rivales que lo di todo", contó el inglés.

El lunes, Peaty había defendido con éxito su título mundial en los 100 metros pecho con una ventaja de más de un segundo sobre sus perseguidores. Entonces, el británico se quedó a las puertas de batir su propio récord en esa distancia.


El de Peaty es el segundo récord mundial de los campeonatos de Budapest después del conseguido por la sueca Sarah Sjöström en su relevo de las postas 4x100 libre.


El único argentino que tenía en la agenda un prueba este martes era Martín Naidich. El porteño realizó un tiempo de 8:12.00 en los 800 metros libres y quedó en el puesto siete de su serie y 26 de la clasificación general. Naidich volverá a competir en individual el próximo sábado en los 1.500 metros libres.