Santa Fe
Martes 26 de Julio de 2016

Afirman que la provisión de aceite es normal en la ciudad de Santa Fe

La Secretaría de Comercio Interior de la provincia realiza controles sobre los supermercados. No se labraron infracciones, aunque detectan aumentos de precio.

Las versiones cruzadas y la falta de información precisa sobre el precio que debe tener el aceite en nuestro país provocó que la demanda del producto se multiplique. La especulación empresaria y el proceso inflacionario son una amenaza para los consumidores que, ante los rumores de aumentos cercano al 300 por ciento, acudieron a las góndolas para llevarse más aceite de lo habitual.
La Secretaría de Comercio Interior de Santa Fe informó que no se ha detectado un "abastecimiento normal", aunque sí una "actualización de precios". Además, admiten que se registró un aumento en la demanda por parte de la población a partir de la polémica iniciada por la Federación de Aceiteros, quienes afirmaron que el valor de la botella podría triplicarse y alcanzar los 90 pesos tras la caída de un fideicomiso que mantenía congelado el precio. Los industriales salieron al cruce y manifestaron que el alza sería del 30% y alcanzaría a los más económicos. El cruce de versiones fue suficiente para generar preocupación en consumidores ante un aumento anticipado del producto.
Juan Pablo Diab, responsable de la Secretaría de Comercio Interior de Santa Fe, manifestó: "Nos hemos encontrado con un abastecimiento normal, no hemos detectado grandes variables. Sí una actualización de precios, pero en líneas generales no hay desabastecimiento". Los controles realizados por parte del organismo provincial consisten en constar la provisión de aceite en el mercado de consumo masivo.
"Se hace un control integral de aquellos con mayor volumen de venta y mayor superficie, como así también de otros más pequeños. Nos interesa tener un muestreo total", dijo el funcionario. Además, sostuvo que quienes pudieron tener una merma en las góndolas son los comercios más pequeños. "Como los volúmenes de stock que se manejan son más pequeños, claramente se puede notar una diferencia de merma en la góndola. Esto se debe a ese consumo temeroso que persistió estos días por parte del consumidor que ha salido a hacerse del producto rápidamente", explicó.
Desde el organismo informaron que no se labraron infracciones al sector comercial y apuntó: "No hemos visto especulación al respecto. Vamos a seguir constatando cómo evoluciona en el transcurso de esta semana y la siguiente, seguiremos haciendo los controles".


Comentarios