Ovación
Sábado 03 de Septiembre de 2016

Agustín Canapino conquistó la noche del Callejero de Santa Fe

El Titán ganó de punta a punta una accidentada carrera nocturna en el Callejero. Lo escoltaron Ardusso y Spataro

Este sábado se concretó la prueba nocturna de la 8ª fecha del Súper TC2000 en el circuito Callejero Santa Fe Ciudad, ante un importante marco de público, a pesar de la baja temperatura en la capital provincial. La prueba terminó como arrancó. El arrecifeño Agustín Canapino, a bordo de un Cruze, recibió un gran auto y consiguió un triunfo, cosa que no se le venía dando. La otra cuestión es que el ganador se ensambló bien en el equipo Chevrolet, y logró la cohesión necesaria con su preparador Luciano Monti .

Apenas largó la prueba, en la salida del puerto a la Alem, se golpearon Muñoz Marchesi con Guerrieri de frente contra el paredón, lo cual obligó a ingresar el auto de seguridad. También chocó Ignacio Julián y el Fluence quedó muy golpeado. Tampoco se salvó Ferroni, ya que su 408, recibió un golpe en la parte izquierda. Canapino, Ardusso, Spataro, Werner y Fontana se adueñaron de la punta.
TCMC
El Titán ganó de punta a punta la carrera nocturna en el Callejero.
El Titán ganó de punta a punta la carrera nocturna en el Callejero.

Se demoró en sacar tantos autos de la pista, apenas un giro pudieron dar los autos del Súper TC2000. Un comienzo accidentado, que se comió dos giros de los 24 previstos. Fueron cuatro autos los que quedaron en el camino. Guerrieri, Farroni, Muñoz Marchesi y Julián desde sus respectivos lugares debieron volver caminando y con los cascos en mano hacia los boxes. El auto de seguridad apagó sus luces, y en el cuarto giro se relanzó la competencia. "No fue el fin de semana esperado. Acá hay dos curvas, en una chocaron un trencito, un Chevrolet salió despedido y me llevó a la pared". Es decir que la ligó de prestado Guerrieri.
TC1.jpg

El Chevrolet Camaro dejó su lugar a los autos de competición, y nadie perdió la oportunidad para acelerar a fondo. Por los espejos, Canapino veía como los Fluence de Ardusso y Spataro, más el 408 de Werner, le pisaban los talones. La chicana muy lenta fue una de las críticas, a uno de los cambios realizados al circuito. En un segundo pelotón se ubicaban Fontana, Pernía, Rossi y Ledesma. En el 9º giro, Milla se tiró a pasar a Fineschi en la curva de Lisandro de la Torre, el piloto del 408, le devolvió las gentilezas y recuperó su posición. En la 10ª se tiró de nuevo, logró superar al Peugeot, y ganó un lugar en la clasificación.
TC_2.jpg

Ardusso no le perdía pisada a Canapino, mientras que la lucha entre Werner y Fontana se comenzaba a sentir cada vez más. En la chicana, el que casi se golpea fue Benamo, se pasó y fue recargado con diez segundos. Luego se le terminó la noche al Cruze de Facundo Conta. En la 13, Pernía pasó al arrecifeño, y en la curva de la Cervecería pasó a ocupar el 5º lugar. El que venía bien, y a buen ritmo era Matías Milla con su Corolla, quien largó 18 y escaló de modo claro. Muy lento, por un golpe, el que debió dejar la prueba fue Urcera, que venía 8º. Se pegó fue el cordobés Mallo, en la calle interna del Ente Portuario, eso provocó bandera amarilla, y el ingreso del auto de seguridad en la vuelta 17. El que se escapó en el relanzamiento en el giro 18 fue Canapino; Ardusso y Canapino quisieron pasarlo en la curva 1, pero no lo consiguieron, porque el Cruze traccionó muy bien. A 4 vueltas del final se quedó Pernía, con fuego en su auto, eso provocó el ingreso del auto de seguridad, y el ingreso de los Bomberos Zapadores. Eso marcó el final de la nocturna, que quedó para el mejor de la jornada.

Imágenes Callejero Santa Fe
Callejero Santafesino

Comentarios