mundo
Viernes 03 de Abril de 2015

Alarma en Australia por la aparición de monstruosos peces mutantes

La población arrojó a los cauces tantos dorados y carpas que crecieron 10 veces más de su tamaño normal.

Un grupo de científicos del estado de Australia Occidental llegaron a la conclusión de que los ríos de esa región están infestados de peces dorados y carpas -o peces koi- dos especies que no sólo no son autóctonas, sino que están provocando un desequilibrio en el ecosistema local.

Nada más delicado que el balance que la naturaleza desarrolla en cada río, laguna o lago, en el cual desde el árbol más frondoso hasta la bacteria menos abundante tiene su rol.

De ahí la preocupación de los investigadores de la Universidad de Murdoch, en Australia Occidental, que notaron un desbarajuste en el ecosistema tras la incorporación de carpas y peces dorados que, una vez aclimatados a las aguas "libres", crecieron más de 10 veces su tamaño normal.

"Básicamente son mascotas desechadas por la gente. Ellos no se dan cuenta del daño que esto le va a provocar al ecosistema", expresó el doctor David Morgan, director del Centro de Peces e Investigación Ictiológica de la Universidad de Murdoch.

Si bien todavía no se han encontrado peces dorados de tres ojos, su mutación actual ya es un problema. 

Las carpas tipo koi, por otra parte, pesan unos 8 kilos y figura en la lista de "Las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo", según la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Fuente: Daily Mirror

undefined

 

Comentarios