Santa Fe
Martes 07 de Febrero de 2017

Alassia: aseguran que el nivel de casos de gastroenteritis es normal

En ocasión de detectar síntomas desde el nosocomio aconsejaron acudir a los profesionales de cabecera. Mantener pautas de higiene es fundamental para prevenir el contagio

Desde el Hospital de Niños Orlando Alassia descartaron que los casos vinculados con cuadros como gastroenteritis sea relevante. Al respecto aseguraron que es normal en relación a esta época del año."Estamos cumpliendo con la epidemiología que se da todos los años en la época de verano, aumentan las consultas por gastroenteritis pero no es lo que predomina", sostuvo Mariela Alassia, directora asociada del hospital.

En lo relacionado con los casos de gastroenteritis que se pueden llegar a detectar en el seno del hogar, la médica recomendó que en primera instancia la familia debe acudir al centro de salud más cercano. En caso de contar con un pediatra de cabecera y prestación privada, siempre es mejor asistir al profesional más cercano al paciente que a una guardia.

En esa línea la profesional de la salud consideró importante aclarar que se trata de los casos atendidos en el Hospital de Niños, que es una parte de la población pediátrica de la ciudad de Santa Fe, por lo tanto y como el nosocomio es de alta complejidad, las consultas en la guardia son variadas.

Si bien la gastroenteritis puede darse a lo largo de todo el año, es en verano cuando se registra una mayor incidencia. "Es un viral, que busca replicarse, es la que más atendemos en este momento. No quiere decir que cuando un niño tiene una deposición diarreica pueda ser por un parásito o una bacteria", explicó.

Es por esto que ante la presencia de los primeros síntomas se recomienda consultar al doctor y de esa manera hacer una estimación de la causa."Si el paciente vuelve a la casa con recomendaciones, se debe hacer un estudio, o debe quedar en observación, algo que ocurre en algunos casos, es algo que debe definir el médico. Pero en la mayoría de los casos se puede cumplir con un tratamiento en la casa del niño", relató Alassia.

La importancia de la consulta radica en que en caso de que el pequeño presente síntomas como vómitos o deposiciones líquidas, el no concurrir a una consulta podría derivar en la deshidratación y por último el shock. "Mientras más pequeño es el niño, más riesgo de esto hay", aseguró la profesional, ya que en pocas horas se pueden deshidratar.

Por tratarse de un virus contagioso, Alassia sostuvo que es importante lavarse las manos, dentro de la misma familia. Además hizo hincapié en la importancia de mantener la higiene en los espacios de cuidado infantil y los elementos que estos utilicen, así como también en la manipulación de los alimentos y el consumo de agua segura.

Además, la especialista recomendó "fomentar la lactancia materna, siempre que se pueda durante la mayor cantidad de tiempo posible, incluso hasta las dos años porque esto protege para la gastroenteritis".

Por último, reiteró el cuidado que se debe tener en el momento en que los chicos acudan a una pileta. "Los niños deben meterse en piletas que tengan agua cuidada, –aclaró la médica. Seguido por el consumo de agua segura (potable) y alimentos debidamente tratados".

Atención en la guardia
Si bien en verano los casos de gastroenteritis crecen, no es lo que más recibe el Hospital de Niños. "Los casos están vinculados al tipo de nosocomio que es", aseguró la profesional que destacó que en los últimos meses se han observado muchas lesiones de piel, infecciones y traumatismos, una característica propia de los niños y de lesiones por accidentes de tránsito.

En la guardia, si bien no está discriminado lesión por lesión, los traumatismos en general (entre los que se incluyen las lesiones antes mencionadas) más aquellas vinculadas con los accidentes de tránsito son la principal consulta que tienen en el Hospital de Niños y ronda el 10% del total de las consultas. Mientras que la gastroenteritis entre el 5% y el 6% de todas las consultas.

"Lo que se está viendo –aclaró la profesional– ,y que también coincide con la época son las lesiones en piel de causa infecciosa. Esto también incluye cortes que no son de gravedad y que deberían consultarse con los pediatras de cabecera y de centros de salud porque nunca son urgencias".

En ese sentido Alassia estimó que este tipo de casos llegan al hospital por tratarse de un hospital que cuenta con una alta disposición de recursos humanos, con pediatras las 24 horas. La profesional estimó que por ese motivo muchos acuden a consultar en altas horas de la madrugada cuando en realidad podrían optar por esperar y llevar al niño a una consulta con su médico de cabecera.

"Nosotros siempre invitamos a que vayan al médico de su barrio, que tiene su ficha y lo vio desde pequeño, sabe de qué se enfermó y si tiene vacuna, todas esas cosas que son muy diferentes si vienen a una consulta y un médico lo atiende por primera vez", explicó la profesional.

Este tipo de casos relacionados con las lesiones en piel no revisten una gravedad importante. En ese aspecto Alassia diferenció este tipo de estados con el de aquellos niños en los que podría presentarse un cuadro febril o con una enfermedad sistémica.

"Hablamos de un niño perfecto, sin síntomas, pero tiene una lesión en piel, esta colorado, con granitos. Algo que se puede consultar con el pediatra", recalcó la profesional.

Comentarios