region
Viernes 04 de Diciembre de 2015

Alerta por la inminente crecida del río Paraná en territorio santafesino

Las fuertes lluvias de Brasil elevaron el nivel de las aguas. En el Chaco se esperaba hoy que alcanzara el punto de evacuación. Producción recomendó atención con el ganado en las islas.

El fenómeno climático de El Niño, que este año se ha presentado en forma precoz y muy intensa, continúa haciendo de las suyas. Autoridades gubernamentales se anticipan a los efectos de las intensas lluvias por encima del promedio que se esperan especialmente en la cuenca alta del río Paraná, y mientras en la ciudad de Santa Fe declara la emergencia hídrica con miras a la contención de los posibles damnificados, el gobierno provincial recomienda a los productores ganaderos que se preparen para posibles evacuaciones de la hacienda. En tanto, en el Chaco se esperaba para hoy el pico de evacuación, de 6,50 metros de altura.

En el marco de una reunión en el Centro de Operaciones del gobierno de la capital provincial, el intendente José Corral resolvió declarar la emergencia en la ciudad de manera que, en base al protocolo de actuación vigente, se faciliten y agilicen los trámites para adquirir materiales y trabajar en la preparación de refugios para las familias que resultarían afectadas por posibles inundaciones que, se estima, se producirían a partir de los próximos 15 días.

No sólo se teme por la altura del río Paraná, que ayer alcanzaba los 4,17 metros de altura (el nivel de evacuación es 5,70) sino por el Salado, que se encuentra a menos de 40 centímetros de lo que se considera un alerta técnica, es decir, el valor umbral sobre el cual, todos los organismos técnicos deben coordinar acciones para atender una posible emergencia. "Cuando se vivió un fenómeno de estas características no fue tan intenso como se preveía, pero en esta ocasión estamos ante la presencia de un Niño intenso y consolidado, y eso anticipó los pronósticos de crecida del río Paraná", señaló la secretaria de Comunicación del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe, Andrea Valsagna.

Afectados. "El escenario de previsión que están indicando el Instituto Nacional del Agua (INA) y los organismos técnicos que evalúan esta situación, marcan el inicio de una crecida que va a ser con valores ordinarios, pero en un momento del año donde no suele haber este tipo de crecidas. Por eso estamos esperando para este mes de diciembre tener el río crecido con afectación de las familias que viven fuera del sistema de defensa", señaló la funcionaria.

En consecuencia, "ya se activaron todos los mecanismos y las medidas que las distintas áreas del municipio tienen que tomar para preparar los refugios, y si fuesen necesarios, los módulos para algunas familias, es decir todo el operativo vinculado a la preparación de la situación de emergencia". Además, de ahora en adelante se llevará a cabo un proceso de información permanente a la población a través de los medios de comunicación, y también de contacto con las familias que pueden resultar afectadas, para ir analizando las distintas situaciones y ordenar la posible evacuación.

Los vecinos más vulnerables a inundaciones en la capital provincial son los del barrio Vuelta del Paraguayo, que se encuentran fuera de los anillos de defensa del río. "La prioridad es que puedan evacuarse en un lugar seco y seguro, donde el municipio pueda brindar los servicios básicos que necesitan quienes lamentablemente tienen que dejar sus hogares. Si bien hoy hay un escenario de incertidumbre y no podemos saber cuánto tiempo va a estar el río con valores por encima de los normales, la prioridad es siempre que estén cerca de sus viviendas, pero por supuesto hay que conversarlo con ellos", remarcó Valsagna.

Lo cierto es que "el río va avanzando y nos da este tiempo de 15 a 20 días para organizar toda la emergencia, así que estimamos que hacia mediados o fin de mes vamos a estar con este proceso de posible evacuación", destacó la funcionaria. De todas formas, todo dependerá de cómo continúen desarrollándose las lluvias en el norte del país y en el sur de Brasil, que es lo que incide en la altura que pueda tener el Paraná en la provincia de Santa Fe.

A cuidar la hacienda. En tanto, el secretario del Sistema Hídrico, Forestal y Minero del Ministerio de la Producción, Roberto Tión, emitió un alerta a los productores agropecuarios con hacienda en zona de islas de la provincia y les recomendó hacer un permanente seguimiento de la evolución de ocurrencia de lluvias y del nivel del río Paraná, para prever medidas a tiempo, como evacuaciones, acopio de alimento y acciones sanitarias.

Dado que "sigue existiendo e influenciando la fase positiva de 'El Niño, Oscilación del Sur' (Enos), y con ello la probabilidad de tener lluvias por encima del promedio en toda la cuenca del río Paraná, en especial la cuenca alta, una situación aparentemente normal puede rápidamente pasar a un anegamiento", advirtió el funcionario y recomendó a los ganadero "acopiar las reservas forrajeras en el caso que disminuya el área de pastoreo por la inundación, hacer las previsiones sanitarias necesarias y ubicar los posibles lugares de traslado a tierra firme en el caso de que sea necesario".

"Entre los puertos de Reconquista a San Lorenzo, el nivel del río está creciendo, Estos valores están a 26, 113 y 94 centímetros más, respectivamente, de la emisión de la alerta. Por lo que restarían a 20, 40 y 50 centímetros para la evacuación", advirtió Tión. Finalmente, aclaró que entre "Reconquista y el río Iguazú se mantiene estable y a partir de allí vuelve a existir una situación de crecida en ese río".

Comentarios