Policiales
Lunes 18 de Enero de 2016

Alerta en Piñero por una balacera en el cerco perimetral del penal donde está Guille Cantero

El secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, contó que el viernes personal penitenciario intercambió disparos con dos personas que se encontraban en el cerco.

El secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, reclamó el traslado del líder de Los Monos Ariel Máximo "Guille" Cantero desde el penal de Piñero a una cárcel federal. Contó que el viernes personal penitenciario intercambió disparos con dos sospechosos que se encontraban en el cerco.
"El viernes a la noche, aproximadamente a las 23.30, la guardia perimetral de Piñero advierte que había dos personas en la parte de atrás del complejo penitenciario, donde se están construyendo dos nuevos módulo. Por lo inusual del horario se realiza un disparo de advertencia en zona segura, un disparo disuasivo, con la sorpresa que la respuesta de estas dos personas fue devolver el disparo. Y empiezan a disparar contra el instituto penitenciario", contó el funcionario a "El primero de la mañana" de La Ocho.

Cococcioni señaló que ante ello, el personal del penal abrió fuego. Los sospechosos lograron escapar.

"No me encuentro en condiciones de afirmar con pruebas a qué se debió esto. Pero sí decir que en las últimas tres semanas se han intensificado novedades en relación con los Cantero, detenidos procesados por causa de narcotráfico agravado", analizó el funcionario provincial.

En este marco, reiteró el pedido de traslado de los detenidos al servicio penitenciario federal. "Esto lo venimos pidiendo desde hace años. Ahora habiendo una causa federal de por medio nos parece justificado".

En las últimas semanas, llamados anónimos alertaron sobre una posible fuga de parte del clan de Los Monos de la cárcel de Piñero, versión que llegó hasta el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro. El 31 de diciembre por la noche se detectaron tres vehículos parados en inmediaciones de la cárcel, además de la presencia de drones por la zona.

"Más allá que uno no tenga pruebas en la mano, son cuestiones que preocupan y llamativamente estuvieron pasando en los últimos 20 días", advirtió Cococcioni, quien reconoció que ante esta situación se intensificaron los dispositivos de seguridad y movimientos internos.
De todas formas, estimó que "la respuesta a esto debe venir por otro lado, porque por más reacomodamientos internos que hagamos lo que debemos entender es que una cárcel de provincia no tiene por qué tener alojados a miembros de bandas narcocriminales".

Fuente: La Capital

Comentarios