santafe
Lunes 04 de Abril de 2016

Alto Verde: calles intransitables complican la rutina de los vecinos

Un centro de salud cerró temporalmente y otro funciona con horario restringido porque no se puede acceder a ellos

Las intensas lluvias y la precariedad de los caminos alternativos en Alto Verde han generado un serio problema para los habitantes de ese barrio. A la dificultad para ingresar y salir del lugar se suma que uno de los centros de salud, el de La Boca, debió cerrarse porque es inaccesible y otro, el Demetrio Gómez, dejó de funcionar las 24 horas para hacer solo un horario reducido.
“Esperemos que no pase nada grave en los próximos días porque sino no sé cómo vamos a salir. Si ocurre un parto o hay algún herido, como pasa a veces, esto se va a complicar cada vez más”, señaló Daniel Demarchi, presidente de la vecinal Pro Mejoras Alto Verde.
Este lunes por la mañana, el Ministerio de Salud informó que el centro de salud de La Boca permanecerá cerrado “debido a la persistente lluvia y a la inaccesibilidad al efector. En su lugar, se atenderá en el centro de salud Demetrio Gómez y en el que se encuentra en la Manzana 2 de Alto Verde”.
Además comunicó que en el Demetrio Gómez, que habitualmente funciona las 24 horas, se trabajará “en horarios reducidos y se ampliará el horario de apertura del efector ubicado en la Manzana 2 del mismo distrito costero”.
Finalmente, se recordó, además, que “el personal que se desempeña en el centro de salud Demetrio Gómez será trasladado por intermedio de Prefectura y permanecerá en el lugar entre las 9 y las 17 hasta tanto se superen las condiciones climáticas”.

Problema anunciado
El presidente de la asociación vecinal Pro Mejoras Alto Verde –y trabajador del centro de salud Demetrio Gómez– expresó su preocupación por la situación que se vive en el barrio ya que las lluvias han generado que los caminos alternativos a la calle principal –en la que se están desarrollando tareas de pavimentación– queden intransitables.
“Las calles están destruidas, el transporte no entra y los autos tampoco pueden transitar”, explicó Demarchi y manifestó: “Los problemas afectan la vida diaria de los vecinos de Alto Verde. Lamentablemente no se previó arreglar las calles alternativas que cruzan el barrio para que pueda llegar el transporte y hoy en día estamos aislados”.
En ese sentido, indicó que desde la vecinal, desde julio del año pasado, se han presentado notas a la Municipalidad alertando sobre el estado de las calles alternativas y explicando la preocupación de la comunidad sobre lo que ocurriría cuando se destinen al transporte público de pasajeros, cosa que ocurrió a partir de que se iniciaron las tareas de pavimentación de la calle Demetrio Gómez.
“Desde la red de Instituciones de Alto Verde y desde la vecinal advertimos al municipio que debían poner en condiciones las calles alternativas pero nunca se les hizo nada y ahora toda la comunidad de Alto Verde está pagando las consecuencias”, indicó Demarchi.
Al respecto señaló que con cada lluvia los problemas se van intensificando. “Sobre todo si llueve dos días seguidos”, resaltó y siguió: “El pronóstico dice que esto (las lluvias) va a continuar así que vamos a quedar aislados. La gente no va a poder ir a trabajar y los que ingresan al barrio, como los maestros, médicos o enfermeros, tampoco van a poder llegar”.
Tal es la gravedad de la situación que, según relató el vecinalista, el domingo por la noche “una ambulancia tuvo que hacer malabares para buscar a un paciente en el centro de salud”. Demarchi lamentó que no pueda seguir brindándose el servicio de salud las 24 horas en el centro Demetrio Gómez y que esa situación siga hasta que no mejore el pronóstico del tiempo, las calles estén en condiciones y el personal pueda ingresar con normalidad.
El presidente de la vecinal reconoció que, en gran medida, el problema tendrá solución cuando se terminen las tareas de asfalto. “Lamentablemente la gente de La Boca es la que está más afectada porque llueven dos gotas y ya el transporte no puede ingresar”.
Finalmente, auguró días complicados para los habitantes de Alto Verde. “Esperamos no tener ningún percance grave en el barrio, ningún incendio, ni accidentes porque la veo muy fea. Estamos totalmente aislados”, dijo. Y acotó: “Es un problema, también, porque corre riesgo el trabajo de la gente. Hay muchos que no pueden llegar, otros que pierden el presentismo o llegan tarde”.

Comentarios