Ovación
Sábado 01 de Agosto de 2015

Alto Verde y su sueño

Un grupo de jóvenes emprendedores se refirió a lo que significa Arroyito Seco como entidad que sueña con ser el pilar deportivo de un barrio popular de la ciudad de Santa Fe, pero que también necesita de la ayuda de todos para seguir adelante en sus actividades.

Una de las virtudes que tiene la ciudad de Santa Fe es el grado de compromiso que tienen los vecinos de los distintos barrios. No solo para intentar mejorar su calidad de vida sino también la de los más pequeños, para que no caigan en distintos vicios que, lamentablemente, aquejan socialmente al país. En muchos de esos casos desembocan en los barrios y la ciudad no está exenta de todo esto.
En los últimos días visitó la redacción de Diario UNO un grupo de muchachos que están luchando día a día con la gente de Alto Verde para que los niños tengan sus propios espacios. Una de las principales iniciativas fue la de fundar el 15 de julio del 2012 el Club Atlético Arroyito Seco, que se encuentra en la Manzana 6 de la populosa barriada.
Justamente para que todos conozcan cómo es el día a día de esta joven institución, que se forja con el sacrificio de todos, es que Pablo Amsler, Mariano Montagna, Giuliano Carnaghi, Bautista Veaute, Gabriel Ruda y el actual jugador de Unión, Agustín Sandona, contaron cómo es trabajar en dicho lugar.

Tomó la palabra
El primero en hablar del presente y de las expectativas que tienen, como de las necesidades por las que pasan, fue Giuliano: “Nosotros empezamos a ir al barrio por el tema de la Iglesia y nos hicimos de amigos y fuimos metiéndonos de lleno con la gente para ayudar en todo lo que se pueda. Además, es bueno que todos sepan que el club no solamente es de fútbol, porque aunque sea la actividad principal, también tenemos otras, o mejor dicho talleres en los que participan muchos chicos”, manifestó.
—¿Cómo surgió el club?
—Se da a los fines de 1970 cuando un vecino tuvo la idea de crear un club y ahí surgió. El proyecto era que sea un lugar para que la familia se reúna y tenga momentos de esparcimiento. Y ahora, después de muchos años, la gente volvió a darle vida a esta entidad
El segundo en comentar algunos de los proyectos fue Gabriel, quien dijo: “Hace tres años organizamos un torneo de fútbol. De ahí en adelante empezaron las prácticas y, al otro año, participamos en un torneo de barrios en Santa Fe. Todo fue a pulmón y a la vez creciendo por la voluntad de ellos”.
Inmediatamente el que expuso sus sensaciones fue Pablo, que remarcó las iniciativas que tienen los integrantes de este barrio tan popular: “Acá lo primero que tiene que quedar en claro es que la institución es del barrio, de toda la gente que participa en cada actividad. Por eso, más allá de que el fútbol es lo que más atrae, a partir de ahí nacieron los distintos talleres de arte, cuentos, de revista, la murga, actividades musicales y también las acciones de mejoramiento barrial. Pero todo es por iniciativa de ellos, que junto a nosotros intentamos mejorar”.
“Todos nos ponemos a pelear mano a mano para generar recursos y así ir mejorando las instalaciones. Eso también es para invertir en la medida que se pueda con todo lo que se recaude con las iniciativas”, se sinceró.
Sin dudar, después de que algunos de los chicos comentaron sus sueños y expectativas, contando también cada una de las actividades que se desarrollan en Arroyito Seco, Bautista dio detalles sobre una de las mayores expectativas que se generaron con la realización de la revista: “Por suerte ya tenemos el primer número de la revista y, en algunas semanas, ya estará publicada. De esta manera, la gente conocerá cómo es la actividad de la institución, pero todo lo hacemos con mucho amor y compromiso a la vez. Por eso también necesitamos que nos den una mano para conseguir algunas cosas que nos hacen falta; incluso hicimos una feria para juntar dinero y así volcarlo al crecimiento de Arroyito”.
“Me parece muy interesante que el club y el barrio también crezcan juntos, que vayan de la mano, porque eso hará que las cosas cambien a través de la iniciativa que tienen estos chicos y toda la gente que colabora día a día”, enfatizó Agustín Sandona. 

La pelotita mueve
Mariano Montagna, uno de los jóvenes que charló con Ovación, apuntó cómo creció el tema futbolístico en Alto Verde y cómo está hoy: “En el 2013 empezamos a participar de los torneos de la Escuelita de Fútbol y, como vimos el movimiento que había de chicos más grandes, es que empezamos a participar de la Liga Infantil de Barrios en 2014. Armamos todo en la Manzana 6 y así dimos los primeros pasos. La verdad que es una liga que se armó gracias a todos los vecinos de distintos barrios, no solo nosotros, sino también están Santo Tomé, barrio Santa Marta, Yapeyú, barrio Scaraffia, Las Flores. Todo se debe al movimiento de los padres de cada uno de los chicos”.
Lo que se necesita
Una de las cosas que más se necesitan para que los chicos puedan sumar más materiales y así entrenar como todos sueñan son pelotas para todas las divisiones, como así también de botines, porque hay chicos a los cuales los padres no se los pueden comprar. Por eso también sería bueno que se comuniquen a través, por ejemplo, de su página de Facebook: Club Atlético Arroyito Seco. La ayuda de todos es importante.


Por Claudio Cáplan - claudio.caplan@uno.com.ar / Diario UNO Santa Fe

Comentarios