santafe
Viernes 28 de Agosto de 2015

Analizarán usar antiguos espacios subterráneos en dos plazas para desagües

Se trata de la Plaza del Soldado y la Constituyentes. En ambas se podrían aprovechar los conductos existentes sin intervenir la superficie de las mismas. 

En 2012, el Concejo Municipal santafesino aprobó por unanimidad el Sistema de Reguladores de Excedentes Pluviales –Ordenanza Nº 11.959–, tras una iniciativa del presidente del cuerpo, Leonardo Simoniello. La normativa establece la obligatoriedad de incorporar estos criterios en obras e intervenciones de carácter público llevadas a cabo por el Estado Municipal.
En ese marco, ayer los concejales volvieron a acompañar un nuevo proyecto de Simoniello para que el Ejecutivo proceda a realizar estudios para determinar la viabilidad económica de incorporar dispositivos hidráulicos o sistemas de regulación de excedentes pluviales en las Plazas Constituyentes y del Soldado Argentino.
En la elaboración de la propuesta se analizó en particular que, en el caso de la Plaza Constituyentes, se cuenta con dimensiones apropiadas para proyectar una intervención estratégica, destacando que la fisonomía del referido espacio público presenta significativas oportunidades por cuanto brinda la posibilidad de implementar obras de regulación subterráneas –debajo de las veredas–, que se encuentren conectadas entre sí y, además, con el sistema de desagües pluviales. La iniciativa no implica intervenciones sobre la superficie de la plaza.
En lo que hace a la Plaza del Soldado, se sugiere utilizar para la intervención un espacio de importantes dimensiones como lo es una antigua construcción subterránea donde hace décadas funcionó un mercado abastecedor. Esto significa una ventaja muy importante ya que se podrá conectar directamente a un conducto existente sobre la vereda norte de calle Salta para luego descargar dicho volumen almacenado por bombeo al sistema de drenaje pluvial.
De este modo se pretende que el municipio continúe interviniendo en los espacios públicos, no solo para mejorarlos de acuerdo a criterios de estética urbana, sino también incorporando sistemas o dispositivos de regulación de excedentes pluviales, para mejorar la infraestructura de la ciudad y fortalecer el rol ejemplificador de la actividad del Estado en tal sentido, en orden a lo establecido en la Ordenanza Nº 11.959.

Planificación
Simoniello explicó en el recinto: “Con estas acciones pretendemos generar estrategias en orden a trabajar por una ciudad que se encuentre más preparada para enfrentar las consecuencias que producen las precipitaciones y los distintos fenómenos hídricos en general, teniendo en cuenta la vulnerabilidad que presenta la ciudad”.
El presidente del Concejo consideró que Santa Fe es “una ciudad vulnerable y hay que entenderlo”. “En este caso, el municipio y el Instituto Nacional del Agua detectaron lugares estratégicos en estos dos espacios públicos, denominados puntos críticos, donde resulta beneficioso planificar intervenciones de este tipo. La intención es que con esta propuesta podamos mejorar las condiciones y mitigar o atenuar el impacto de fuertes lluvias en las zonas referidas”, acotó.
En otra línea, Simoniello llamó a la reflexión e insistió en que “cada uno tiene que hacer un pequeño esfuerzo, el Estado fundamentalmente”. “En este caso estamos intentando con estos dispositivos que cuando se registran lluvias intensas se retarde el momento en que el agua salga a los conductos o a la calle. Tenemos que seguir trabajando para vivir en una ciudad que, si bien siempre tendrá problemas, se pueden hacer cosas para que los daños y las complicaciones sean cada vez menores”, continuó.


Distintos barrios
Las políticas definidas se encuadran, además, con lo previsto en la Resolución Nº 14.716, aprobada por el Concejo Municipal el 1 de agosto de 2013, donde se estableció un convenio entre el Ejecutivo Municipal y el Instituto Nacional del Agua con el fin de que se realicen estudios en espacios públicos que sean susceptibles de ser retardados, de acuerdo al porcentaje de impermeabilización de cada cuenca, sobre la base de lo proyectado en el Plan Director de Desagües Pluviales elaborado por el mencionado organismo.
Al respecto, Simoniello destacó que “la medida se propone en concordancia con numerosas acciones que se vienen desarrollando desde el Concejo. En mayo pasado el Cuerpo brindó la posibilidad al Ejecutivo Municipal de tener las herramientas para obtener el financiamiento necesario con el fin de realizar más de 30 obras hídricas complementarias, fundamentalmente, en el norte y noreste de la ciudad y que beneficiarán a miles de vecinos”.

Comentarios