Policiales
Sábado 04 de Junio de 2016

Apelaron la decisión de dejar en libertad a quien intentó abusar de una joven

Lo hizo el fiscal Roberto Apullán contra la resolución de la jueza Sandra Valenti. Solicitó a la Cámara de Apelaciones que revoque la decisión de primera instancia y se ordene la prisión preventiva del imputado.

El fiscal Roberto Apullán apeló la decisión judicial de dejar en libertad a ANV -un joven de 19 años- que intentó abusar sexualmente de la empleada del negocio de ropa "Ángeles y Demonios" ubicado en la avenida Blas Parera al 7.200 de la ciudad de Santa Fe. El recurso del fiscal fue presentado a raíz de la decisión de la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, que rechazó el pedido de prisión preventiva realizado por el funcionario del MPA.
Apullán informó que la jueza ordenó medidas alternativas a la prisión del imputado. "ANV quedó al cuidado de su hermana; deberá presentarse una vez por mes ante la policía; tiene prohibido acercarse 300 metros al lugar de los hechos y a las víctimas; y debió pagar una caución de 15 mil pesos", detalló el fiscal. No obstante, el funcionario del MPA aseguró que la decisión de la magistrada "repercute negativamente en el ejercicio de la acción penal pública y, fundamentalmente, en el amparo de la víctima, porque el imputado está libre".
 
Los hechos
Los delitos que el fiscal imputó a ANV son robo calificado por el empleo de arma de fuego; tentativa de homicidio; y tentativa de abuso sexual con acceso carnal. No obstante, en la audiencia de medidas cautelares, la jueza acogió solamente el robo calificado.
"Según el relato de la víctima, el martes 3 de mayo, alrededor de las 19:30, el imputado ingresó al local comercial en el que ella trabaja. Le exhibió un arma de fuego; le apuntó; gatilló el arma en reiteradas oportunidades. Además, la agarró con fuerza, la llevó a un baño trasero, la agredió sexualmente y le exigió que se sacara la ropa, circunstancias que merecieron una férrea oposición de la víctima”, precisó el fiscal.
Apullán continuó con el relato de lo ocurrido e indicó que "como la joven se resistió al abuso, ANV regresó a la parte delantera del comercio. En ése momento pasó la dueña del local por la calle, y la víctima alcanzó gritar. Esto provocó que el imputado huyera del lugar, se llevará el celular de la joven, pero olvidó una mochila en la que tenía un currículum vitae con fotos y con todos sus datos personales".
“Entendemos que el fallo apelado tiene contradicciones, especialmente, en relación a la incriminación en torno al abuso sexual”, señaló Apullán. “Desde la Fiscalía sostenemos que no se consideraron la consistencia del relato de la víctima, y creemos que la jueza tampoco tuvo en cuenta que no hay ningún tipo de controversias en cuanto al tiempo, modo y lugar de la presencia del imputado quien, por su parte, confesó haberse robado un buzo”, concluyó el fiscal del MPA.

Prensa MPA

Comentarios