Policiales
Viernes 24 de Junio de 2016

Apresado con arma de guerra en la zona de la terminal de colectivos

Sucedió el jueves. Dos hombres peleaban, un policía los separó y a uno de ellos le incautó una pistola calibre 380 cargada

Minutos antes de la medianoche del jueves fue aprehendido G.J.P., de 35 años, al que un agente de la Policía de Acción Táctica (PAT) le secuestró una pistola calibre 380 con media docena de balas en el cargador, cuando este protagonizaba una pelea a trompadas con otro hombre en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Belgrano, en el acceso a la terminal de ómnibus Manuel Belgrano.

Pelea a trompadas

El jueves, a las 23.55, un agente de la Policía de Acción Táctica (PAT) que presta servicios ordinarios en la ciudad de Rosario, caminaba por Hipólito Yrigoyen rumbo a la terminal de ómnibus Manuel Belgrano, cuando observó una pelea a trompadas entre dos hombres.
El policía, uniformado de fajina, inmediatamente les dio la voz de alto para que los violentos terminaran con la pelea, pero tuvo que actuar decididamente para poner fin a los golpes frente a gran cantidad de gente que observaba impávida el desarrollo de los hechos.
El suboficial tomó a uno de los hombres y lo revisó, secuestrándole de la cintura una pistola calibre 380, o más conocida como una 9 milímetros chica. El agente recibió apoyo policial de suboficiales que prestan servicio en el destacamento policial de la terminal Manuel Belgrano.

Arma y balas de guerra

El hombre aprehendido y desarmado, ante la vista de gran cantidad de curiosos –a esa hora convertidos en testigos del violento suceso–, fue trasladado a la Comisaría 1ª de Santa Fe e identificado como G.J.P., de 35 años.
El arma secuestrada –que es de guerra– es una pistola calibre 380, la que fue revisada por los agentes policiales y en el almacén del cargador le fueron secuestradas balas. A primera vista, estaba en perfectas condiciones de uso.

Eficiente actuación policial

Finalmente, los oficiales de la Comisaría 1ª de Santa Fe informaron a la jefatura de la Unidad Regional sobre el resultado del trabajo policial que fue desplegado por el suboficial de la Policía de Acción Táctica (PAT), quien presta servicios en la ciudad de Rosario.
Desde la jefatura policial informaron la ocurrencia del suceso al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó formarle causa a G.J.P. por "portación de arma y munición de guerra".