Política
Domingo 12 de Abril de 2015

Arroyo Salgado ratificó en la mesa de Mirtha su hipótesis que la muerte de Nisman fue homicidio

“Fue un homicidio, no tenemos dudas. Todo el tiempo que pasa conspira con la responsabilidad del hecho. Es muy importante el esclarecimiento. Es mucho lo que está en juego", dijo la jueza.

La jueza federal de San Isidro y ex mujer del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, reiteró anoche que descree de la hipótesis del suicidio, desmintió que su informe pericial esté orientado a cobrar pólizas de seguro y reclamó “un trabajo serio” de investigación.

“Como familia teníamos la convicción de que no tenía motivos para suicidarse. Tenía dos hijas que adoraba. Nadie que lo ha conocido se lo representa (al suicidio). Era una persona con un perfil narcisista, se cuidaba mucho, era cuidadoso de su salud, de su imagen”, dijo esta noche Arroyo Salgado a la mesa de Mirtha Legrand, en el programa que se emite por canal 13. El fiscal Nisman fue encontrado muerto el 18 de enero con un balazo en la cabeza en su departamento del barrio Puerto Madero, un día antes de ir al Congreso, donde iba ampliar su denuncia por supuesto encubrimiento en la causa Amia de la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios. Tanto el juez Daniel Rafecas como la Sala 1 de la Cámara Federal desestimaron la denuncia del fiscal.

Fue un homicidio, no tenemos dudas. Todo el tiempo que pasa conspira con la responsabilidad del hecho. Es muy importante el  esclarecimiento de este hecho. Es mucho lo que está en juego. Nuestro  Estado y sistema judicial sigue sin dar respuesta”, dijo Arroyo Salgado. La jueza respondió además a las versiones que indicaron que con la investigación paralela que inició y cuyas conclusiones se  orientaron hacia la hipótesis de homicidio, busque cobrar pólizas de  seguro de Nisman.

“A raíz de esto (las versiones), yo averigüé con el CUIL (de Nisman); tratamos de interiorizarnos y encontramos un seguro de (la  empresa) La Caja por 3.800 pesos y otro de la Procuración  General, de 20 mil pesos. Ese es todo el seguro que hay”, dijo Arroyo  Salgado. La jueza de San Isidro remarcó que “para la querella, no hay ninguna duda de que esto es un homicidio. Planteamos que se haga un trabajo serio y bien hecho”.

“Ese día del hallazgo, se pisó la escena del lugar del hecho. No se usó toda la tecnología que podía llegar a ver a disposición para despejar las manchas de sangre del lugar”, reclamó. Y dijo que “el día del hallazgo no se hizo una investigación criminalística”.

“Pareciera que se trabajó por la hipótesis de mínima. Y para la querella, no se tuvo en cuenta el contexto (de la muerte del  fiscal). Estamos en un contexto de coyuntura política a nivel local e  internacional muy especial”, completó Arroyo Salgado. La ex esposa de Nisman dijo además que no tiene “nada personal” contra la fiscal de instrucción Viviana Fein y agregó que quiere  “que trabaje tranquila, sin condicionamientos”.

Arroyo Salgado se refirió además a la cuenta bancaria que compartían Nisman y el empleado informático de la UFI-AMIA  Diego Lagomarsino. “Me enteré el día viernes posterior a la presentación (pericial) de la querella. (La hermana de Nisman) me comentó que había una cuenta en el exterior. Yo conviví 17 años con él, tuvimos dos  hijas y nunca tuve conocimiento de esa cuenta”. Arroyo Salgado dijo que se trata de una cuenta familiar, legado de la abuela del fiscal, y que Nisman le dejó a su madre y a su hermana un número telefónico al cual llamar. “Ella (la hermana de Nisman) me dijo que se había comunicado y se quedó impactada cuando la persona que lo atiende, después de darle el pésame, le pidió un usuario y contraseña, y le dijo que (si no los tenía) se los podía pedir al otro cotitular, Diego  Lagomarsino”.

La jueza mencionó que le “pareció sumamente importante ponerlo en conocimiento de la investigación. Lo declaré yo”. Precisamente, Fein pidió ayer formalmente el envío de un exhorto diplomático a Estados Unidos para obtener información sobre la  supuesta cuenta bancaria.

El pedido de la fiscal fue canalizado a través del juzgado de instrucción de Fabiana Palmaghini, quien ahora deberá remitirlo a  la Cancillería para que se tramite por vía diplomática. Fein pidió datos sobre la cuenta en el banco Merrill Lynch de Nueva York cuyos titulares serían la madre de Nisman, Sara  Garfunkel; la hermana del fiscal, Sandra Nisman, y el empleado  informático de la UFI-AMIA Lagomarsino. La tramitación del pedido podría demorar entre dos meses y un año, según suele ocurrir en casos similares en otros expedientes.

 

 

Comentarios