santafe
Sábado 11 de Junio de 2016

Avances y retrocesos a dos años del primer acampe en el Alberdi

Balance. Integrantes de la Asamblea Ciudadana valoraron los aspectos más importantes que dejará la lucha en defensa del espacio público: la manifestación y el valor del patrimonio

El 14 de junio se cumplirán dos años desde aquella jornada en la que un grupo de ciudadanos se congregaba para defender el Parque Alberdi. Esa fecha marcó un antes y un después en la defensa de los espacios públicos de la ciudad.
La espontaneidad fue el factor clave, sin importar edad, sexo, ocupación o cercanía con el espacio que durante muchos fue considerado el pulmón del centro de la ciudad.
Adan Costa, integrante de la Asamblea Ciudadana en Defensa de lo Público y abogado dialogó con Diario UNO sobre lo que esta fecha significa en aquellos que buscaron frenar las obras de iniciativa público privada que el municipio otorgó a una empresa de la ciudad.
Costa valoró esta fecha desde varias perspectivas, pero la primera en la que hizo hincapié fue en la gesta ciudadana que se generó desde el primer momento con el solo objetivo de defender un espacio común a todos los santafesinos. 
“Fue una llamada de atención a la política publica que en su momento impulsó el municipio en relación a los espacios verdes, a lo público y que de alguna manera si bien la Justicia se expidió al respecto de los planteos que se dieron, una de las principales resultados de esta movilización ciudadana de reivindicación de derechos es que por ejemplo el municipio había planificado una serie de obras en distintas plazas y eso se tuvo que redefinir”, sostuvo Costa.
Independientemente de que la obra en Parque Alberdi haya continuado Costa destacó la generación de una movilización de carácter ciudadana, popular y masiva en una sociedad en la que no se está habituada a las manifestaciones. “Es una ciudad en la que hay manifestaciones públicas, pero en las características que tomo   que fue una manifestación pública, pacífica y con una organización, sostenida”, recalcó el integrante de la Asamblea.
Guillermo Aleu, integrante de la Asamblea Ciudadana, arquitecto, especialista en patrimonio y docente universitario, brindó su opinión sobre el valor que le dan los medios públicos en la sociedad. Sin rodeos ni tapujos, el consultado aseguró que a pesar de lo que sucedió con el emblemático lugar, la indiferencia sigue siendo la misma. 
“Creo que el problema va más allá del conflicto del parque creo que es un comportamiento del ser o vida contemporánea y va ligado a un fenómeno político que tampoco le importa demasiado estas cuestiones culturales”, sostuvo Aleu. Punto y seguido destacó que el patrimonio está relacionado más con lo cultural que con una mercancía ocasionada de un negocio ocasional. 
“Tiene que ver más con una celebración de la cultura en el sentido amplio de la palabra–agregó Aleu– con la memoria, la historia de un lugar. Y hoy en realidad el espacio público es de una manera agredido en beneficio de una política restrictivas en manos de empresarios con concordancia con el poder de turno”, sentenció.
Sentimientos encontrados
Al ser consultado sobre las sensaciones que los invadían al observar el cerco perimetral que aún cubre en parte los trabajos que se están realizando sobre avenida Alem. “Uno no está en contra, en la Asamblea nunca estuvimos en contra de la realización de obra que implique una puesta en valor para la ciudadanía. Lo que en su momento nosotros planteamos era que no se hiciera a espaldas de la naturaleza, ya que y esto es una relación para mirarla con cierta perspectiva más allá del parque, la naturaleza siempre te pasa factura”, sostuvo Costa quien vaticinó que a pesar de los esfuerzos que se hayan hecho para construir el complejo, el hecho de canalizar un río o entubarlo podría generar problemas.
En tanto Aleu recordó que luego de recibir la noticia sobre lo que sucedería con el parque lo primero que hizo fue realizar un bosquejo a mano alzada de las dimensiones del parque. En ese instante no cabía en su cabeza el hecho de que se sacrificara semejante espacio verde por un utilitario de 200 cocheras. “Me parecía que era algo irrisorio, ridículo, pensar que las cocheras podían aportar algo a la solución si en realidad es o no un conflicto el tema de las cocheras, porque para mí pasa por otro lugar el problema del transporte público, en fin de la descentralización, muchas cuestiones que tienen que ver con el área céntrica de la ciudad”.
A pesar de la batalla perdida, los integrantes de la Asamblea sintieron como un logro lo que sucedió a inicios de año, cuando el Concejo de la ciudad derogó la ordenanza que declara de interés la construcción de cocheras en este lugar. En relación a esto Aleu sostuvo que si bien se logró vencer en esta lucha aún resta aprender cómo sociedad el significado de la cultura y el valor histórico de lo que nos rodea. “El hecho como cuestión histórica trascendió más allá de los resultados, el beneficio pretendido por algunos será para pocos pero tiene un destino y eso va a ser necesario reformularlo en algún momento. El parque podría haber estado eternamente”, finalizó el especialista en patrimonio.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar
 

Comentarios