Unión
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Bautismo de alegría

Unión estiró su invicto en la era Juan Pablo Pumpido (dirigió por primera vez de local), al superar por 2-1 a Temperley en el 15 de Abril. Franco Soldano y Diego Godoy anotaron para el Tate; descontó Adrián Arregui. Los Rojiblancos terminaron con 10 por la expulsión de Emanuel Britez

Unión confirmó su remontada en el presente certamen de Primera División, al superar este sábado por 2-1 a Temperley, en el estadio 15 de Abril, por la 10ª fecha.

Franco Soldano (PT 20') abrió la cuenta y en pocos minutos pudo extenderla el paraguayo Diego Armando Godoy (PT 28'). Pero a la salida de un tiro de esquina, Adrián Arregui (PT 35') puso el descuento para el Gasolero. En el final del encuentro vio la tarjeta roja por tercera vez en 10 fechas el defensor Emanuel Britez.

Ahora, el elenco que tuvo el estreno como local del entrenador Juan Pablo Pumpido deberá visitar a Gimnasia y Esgrima de La Plata.

Como se preveía desde el arranque del cotejo, Unión salió a presionar en todas las zonas a Temperley ahogándolo al rival sobre todo cada vez que intentó salir jugando desde abajo, con pelota al piso.

Y en el inicio mismo de la tarde en la Avenida, el equipo de Pumpido casi llega al gol cuando a los 2' recuperó la bocha. Diego Godoy habilitó en forma excelente a Franco Soldano; el delantero ingresó en diagonal por la izquierda y su tiro cruzado, que tenía destino de red, encontró en el camino las manos del arquero Nelson Ibáñez para tapar lo que hubiese sido la apertura del marcador.

Luego de esa jugada clarísima para el dueño de casa, el trámite siguió siendo favorable al Rojiblanco en cuanto a la tenencia del balón, mientras que el Gasolero cedió terreno y apostó al pelotazo largo buscando a Vázquez o el juego claro de Cólzera, pero no encontró receptores en los metros finales ya que también el fondo local estuvo bien parado. Aunque también es importante destacar que Unión tuvo poca profundidad en los metros finales y así el cotejo se jugó lejos de las áreas correspondientes.

Pero a pesar de que el encuentro era trabado e impreciso, a los 20' guapeó Britez. Provocó el tiro de esquina que muy bien ejecutó Godoy, dejó pasar un compañero para que ante un marcador el atacante Franco Soldano conecte de cabeza y abra el marcador. Tal vez cuando menos se esperaba un gol en el 15 de Abril, llegó el tanto merecido porque fue el local el que más buscó el arco contrario.

Y con el resultado favorable, el elenco tatengue se adelantó nuevamente en campo Gasolero, siendo prolijo en el traslado del balón ante un limitado rival, que a los 28' salió jugando mal por la derecha del Tate, aprovechó y se fue al fondo Algozino. Metió un centro rasante, fallaron los defensores contrarios, Soldano dejó pasar para Godoy que, con un remate preciso y certero, puso el 2-0, merecido por las intenciones que mostró uno por sobre otro. Así la contundencia Tatengue se clarificó porque en 35' de juego, Unión sumó tres tiros al arco y dos terminaron en la red de Ibáñez, registrando la diferencia en favor del Tate.

Dentro de un cotejo controlado por los dueños de casa, y con el score también favorable, Temperley en dos minutos tuvo la más clara. A los 35' Fernández sacó una bocha fantástica al córner y de ese tiro de esquina, Arregui de cabeza descontó ante el quedo de todos los hombres rojiblancos y que terminó con amarilla para el golero local por protestar.

Así llegó el final de la primera mitad, en donde se fueron al descanso con el resultado favorable para el Tate, que era merecido por lo hecho en esa parte del juego.

No mereció sufrir
Con el resultado desfavorable, el entrenador visitante, Gustavo Álvarez, realizó dos variantes para ir por la igualdad: introdujo de movida a Leonardo Di Lorenzo y Luciano Vázquez por Palacios y González, respectivamente. Por su parte, Juan Pablo Pumpido no realizó variantes en el comienzo de la parte final. En cuanto al juego se hizo un trámite de ida y vuelta, más abierto y el Tate casi sella el triunfo a los 6' con un cabezazo de Godoy, que quedó en las manos del golero contrario.

Un minuto más tarde apareció por primera vez Cólzera, que dejó de frente al gol a Luciano Vázquez, pero un jugador rojiblanco despejó.

El reloj corrió, marcó el primer cuarto de hora del complemento y siguió siendo el dueño de casa el que controló el encuentro con autoridad, presionando como lo hizo en los 10' iniciales del primer tiempo.

A los 17', Vadalá se perdió un gol increíble que también pudo empezar a sentenciar la historia. Fue encomiable la labor del medio hacia adelante que realizaron los volantes internos, encargados de anular a Cólzera. Asimismo Algozino hizo un surco entre Di Lorenzo y Escobar; la inteligencia de Soldano para fabricar espacios y la solidez defensiva.

Pero hasta el minuto 25 y a pesar de la superioridad local, a Unión le faltó cerrar el resultado en el marcador, porque se observó un punto claro que, más allá de las limitaciones que evidenció el elenco de Álvarez, cada vez que Cólzera tomó el esférico fue el único que generó peligro. Lo que justificó lo expuesto fue el remate del chaqueño que pegó en el poste izquierdo de Nereo Fernández a los 38'. Así, sorpresivamente en los minutos finales, el Tatengue tuvo algunas defecciones que no evidenció en la parte anterior del juego y que alimentaron las esperanzas de la igualdad.

Además, en una de las últimas acciones sobre el sector derecho en la mitad de la cancha, Britez aplaudió a Espinoza al considerar que fue víctima de infracción. El juez no dudo en expulsarlo.

Unión sumó de a tres nuevamente ante su público, lo hizo por primera vez desde que asumió Juan Pablo Pumpido y ahora le espera una semana por delante que puede darle a este joven cuerpo técnico la posibilidad de contar con jugadores titulares, que se vienen recuperando de distintas lesiones y podrían estar disponibles para visitar a Gimnasia en el Bosque.

Comentarios