Santa Fe
Sábado 11 de Febrero de 2017

Bicentenario: un santafesino participó del Cruce de los Andes

Se trata de Norberto Raselli, quien además es presidente del Centro Comercial de Santa Fe. Fue el único ciudadano de la provincia que se sumó a la expedición, a 200 años de la hazaña de San Martín

En 2017 se cumplen 200 años de una epopeya definitoria para la historia argentina, sudamericana y mundial: el Cruce de los Andes, bajo la conducción del General José de San Martín, Padre de la Patria y Libertador de la Argentina, Chile y Perú.
Con el objetivo de incorporar los valores sanmartinianos y desarrollar el liderazgo positivo, 28 dirigentes empresarios de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), de diversas provincias del país, se reunieron para realizar esta expedición que la entidad lleva a cabo desde 2011.
Quien representó a la provincia de Santa Fe fue Norberto Raselli, presidente del Centro Comercial santafesino. En diálogo con Diario UNO, el dirigente relató los pormenores del viaje y las anécdotas previas a esa experiencia.
"Éramos 27 personas. La verdad es que fue muy emocionante. Vivir la experiencia de recorrer ese camino, con todo lo que significa San Martín para nosotros y su enorme gesta, fue increíble", afirmó Raselli.
El contingente, encabezado por el secretario general de Came, José A. Bereciartúa, en representación del presidente, Osvaldo Cornide, comenzó su recorrido en la provincia de Mendoza donde autoridades de la Federación Económica de Mendoza (FEM), presidida por Adolfo Trípodi, recibieron al grupo y lo acompañaron hasta el Memorial de la Bandera del Ejército de los Andes, en el cual se resguarda la bandera original que portó dicho ejército en el cruce de la cordillera y es custodiada por el Regimiento Histórico de Infantería de Montaña, Nº 11, General Las Heras.
Los expedicionarios, a lo largo de los siete días que duró el histórico recorrido, cabalgaron 180 kilómetros partiendo de la localidad de Barreal en la provincia de San Juan, alcanzando picos de más de 4.000 metros de altura, como es el caso del Peñón del Espinacito (4.550) y la cuesta de La Honda (4.300).
"Fue complicado el camino. Tuvimos noches con temperaturas de hasta 10 grados bajo cero. Comíamos a la intemperie, preparábamos comidas tipo guisos y dormíamos en carpitas para dos personas. La geografía es muy complicada, es mucho riesgo. Tuvimos viento, nieve, granizo, tormenta; todo lo necesario para que fuera una experiencia para toda la vida", relató el santafesino.
"La verdad es que representar a la provincia de Santa Fe fue un orgullo. Llevaba además la bandera oficial y el poncho que me dieron de gobierno de la provincia", acotó.
El jueves 2 de febrero, cuarto día de cabalgata, llegaron hasta el Hito Internacional de Valle Hermoso, en el límite con Chile. Allí los dirigentes de Came realizaron un emotivo acto conmemorativo por los 200 años del Cruce Sanmartiniano, en el cual se mezcló tierra de las diferentes provincias, que cada uno llevó especialmente para la ocasión, y se colocó una placa con el nombre de todos los participantes de la hazaña.
"Fue un momento muy lindo. Se cantaron los himnos y se colocó la placa sobre una base realizada con cemento y tierra proveniente del lugar de origen de cada expedicionario. Yo llevé de la ciudad de Santa Fe, por supuesto", contó Raselli.
A continuación, el contingente participó del acto oficial en el que confluyeron más de 300 personas entre argentinos y chilenos, y que contó con la presencia del ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación Rogelio Frigerio, de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y de autoridades chilenas.
Más allá de las certificaciones médicas necesarias para realizar la expedición, Raselli hizo una práctica previa a caballo, hasta Yapeyú, Corrientes, la ciudad natal de San Martín, en agosto del año pasado. "Fuimos a ver el cementerio donde supuestamente está sepultada la madre india de San Martín, ya que el revisionismo histórico trabaja con firmeza y datos en que la verdadera madre era Rosa Guarú. Hay gente que cree que si la madre de San Martín no era patricia perdería valor, cuando en realidad es todo lo contrario", indicó el santafesino, ya de vuelta a la tranquilidad del hogar, pero con una gran historia a cuestas.


En 1817

  • El Cruce del General San Martín formaba parte de un esquema libertador integral: el Plan Continental.
  • El primer objetivo era crear y organizar un Ejército en Cuyo y desplegar espías a lo largo de la Cordillera de los Andes con vistas a obtener información de inteligencia propia y confundir al enemigo realista. Esto ocurrió entre 1814 y 1817.
  • El segundo, cruzar los Andes, liberar Chile y proclamar su independencia. Mientras tanto, Martín Miguel de Güemes y sus gauchos hostigarían a las fuerzas realistas en el que fuera teatro de operaciones natural del Ejército del Norte: el Alto Perú. Esto ocurrió entre 1817 y 1818.
  • En una operación anfibia, desembarcar en Perú con el objeto de ocupar Lima, liberar al país y declararlo independiente. Pasó entre 1818 y 1821.
  • La parte del Plan que no se pudo cumplir: el Ejército del Norte confluiría desde el Alto Perú, en auxilio del Ejército Libertador comandando por San Martín. En 1820 imperaba la anarquía en las Provincias Unidas del Río de la Plata, por tanto no había ejércitos operativos que siguieran órdenes precisas para concurrir en auxilio del Ejército Libertador Unido Argentino-Chileno.

Comentarios