region
Jueves 23 de Julio de 2015

Bolicheros rosarinos advierten que habrá cierre de locales si se aplica la alcoholemia cero

Rechazan el proyecto que tiene previsto aprobar el Concejo tras el receso. Quieren ser escuchados antes que se sancione la restricción.

Dueños de bares, restaurantes y boliches de la ciudad de Rosario reforzaron su embestida contra la ordenanza de alcoholemia cero que el Concejo tiene previsto sancionar tras el receso. “Con esa restricción se van a fundir un montón de locales gastronómicos”, alertó Sergio Spagnolo, propietario del boliche Lotus. El empresario remarcó que la prohibición total de tomar alcohol antes de manejar “sólo existe en cuatro países del mundo”. Para el vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica, Carlos Mellano “los jóvenes no van a poder beber acá antes de manejar y van a viajar a localidades cercanas con el peligro que implica la ruta”.
  El impulsor de la iniciativa, el edil radical Sebastián Chale, refutó los cuestionamientos. “El mismo argumento se escuchó cuando se discutió la ley provincial que prohibió fumar en lugares cerrados. Dijeron que se iban a fundir todos, y no pasó nada”, planteó.
  Chale contó que la semana pasada se reunió con los empresarios y escuchó su reclamo. “Tienen una posición sectorial legítima y entendible. Pero como legislador debemos bregar por el bien común y en este caso por la seguridad vial”, apuntó.
  El proyecto de alcoholemia cero que fue presentado por Chale ya cuenta con el aval de la comisión de Obras Públicas. Prohíbe beber alcohol a los conductores y establece durísimas sanciones desde 0.1 gramo de alcohol en sangre, administrativas y económicas, cuando en la actualidad rigen desde el 0,5.
  El concejal de la UCR confirmó a La Capital que la martes próximo, cuando el Concejo retome la labor legislativa después de las vacaciones de invierno, la iniciativa comenzará a ser analizada en la Comisión de Gobierno.
  “No será un debate sencillo ni breve, vamos a convocar y dialogar con todos los actores involucrados, desde la organizaciones no gubernamentales que trabajan en materia vial como los empresarios, vecinos y jóvenes”, indicó.
  En la previa a esos encuentros, los empresarios salieron a cuestionar con dureza el proyecto. “Estamos totalmente en contra, si se aplica como está redactado se van a fundir muchas parrillas, bares, restaurantes y boliches”, disparó Spagnolo, integrante de la cámara que nuclea dueños de locales bailables.
  Para Spagnolo “mucha gente de bien, que le gusta salir a comer a fuera, tomar un vino con amigos a la noche dejará de hacerlo porque no podrá ir en auto. ¿En qué van a volver a sus casas, en taxi, en colectivo? Si todos saben que no hay”, agregó por La Ocho.
  El empresario fue más allá y puso en duda la efectividad de la medida en estudio. “Se está aplicando en sólo cuatro países del mundo, dos de ellos africanos. El resto del mundo, al igual que la organización Mundial de la Salud avala el 0,5 de alcohol en sangre y acá vamos a contramano de esa tendencia tan generalizada. Y donde se aplica no demostró que haya bajado la siniestralidad”, apuntó.
  Chale rechazó ese postulado. “No es así, en los países donde se está aplicando está dando buenos resultados. Hay que entender además que es un cambio cultural de fondo que lleva su tiempo”, indicó.
  Mellano sumó otro ingrediente. Mencionó que muchos jóvenes conductores, imposibilitados de tomar unas copas, irán a divertirse a localidades cercanas. “Todo esto con el peligro que supone manejar de noche en las rutas”, sostuvo.
  Por su parte, Mónica Gangemi, madre de Ursula Notz y fundadora de la asociación Compromiso Vial, defendió la iniciativa. “El que conduce no debe beber, cero alcohol no una hora antes, desde ningún momento de su salida, la idea es que tenga cero alcohol”, apuntó Gangemi.
  Sobre las posición de los dueños de los boliches, dijo que “entiende que tienen intereses relacionados con lo económico porque es su negocio y viven de eso. Nosotros privilegiamos el derecho a la vida y a la seguridad vial”, concluyó.

Reparos al corte de venta de alcohol a las 4.30 en boliches

La propuesta de la Municipalidad tendiente a cortar el expendio de bebidas alcohólicas una hora del cierre de los boliches para apaciguar la salida de los jóvenes, sumo más reparos que adhesiones.
  “Esto se hace en algunos países europeos, donde antes del cierre de los negocios se suspende momentáneamente la venta de alcohol, lo que no quita que algún cliente no pueda pedirse dos botellas viendo el lapso de tiempo que le queda”, señaló el empresario Sergio Spagnolo.
  Para el referente de la cámara que nuclea a los dueños de boliches de Rosario, la iniciativa “es difícil de fiscalizar, de controlar” y advirtió sobre su dudoso impacto positivo. “Hay que ver si la gente deja de beber”.
  Mónica Gangemi, representante dejan organización civil que trabaja por la seguridad vial se negó a sentar posición sobre el proyecto. “No vamos a opinar si una hora antes o después (hay que prohibir la venta de alcohol en boliches). Lo que sí, vamos a seguir adelante con el fundamento de disociar la conducción del alcohol”, aseveró.
  Desde el municipio presentaron la idea como un elemento más tendiente a generar mejor convivencia entre los vecinos y los jóvenes que salen a divertirse.

Comentarios