Policiales
Martes 03 de Mayo de 2016

Bolsafé: esperan el juicio para los próximos meses

  Así lo expresó este martes el fiscal a cargo de la Procelac, Carlos Gonella. La investigación llegaría al debate oral en forma desdoblada

A días de dejar su cargo como titular de la Procuraduría de la Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), el fiscal Carlos Gonella dijo este martes que la causa que investiga la estafa de Bolsafé Valores podría llegar a juicio en los próximos meses. 

Además, confirmó que la investigación llegaría al debate oral en forma desdoblada. En primer término podría avanzar a juicio el contador Mario Rossini y el personal que colaboraba con él en la sociedad de bolsa, mientras que la pesquisa continuaría respecto de los responsables del banco Galicía, a quienes en diciembre del año pasado la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, integrada por los jueces José Guillermo Toledo, Edgardo Bello y Élida Vidal les revocó el procesamiento. 
 
 
Las declaraciones fueron formuladas este martes en la radio Aire de Santa Fe: “La génesis de la investigación comenzó con el fiscal federal Nº 2, Walter Rodríguez y continúa con quien ocupa su lugar, Claudio Kishimoto. La causa Bolsafé está en la recta final de la investigación y estamos promoviendo la elevación a juicio”, aseguró. Además, dijo que la resolución de la Cámara que revocó los procesamientos de los agentes bancarios fue apelada y calificó la causa como un emblema de la persecución de delitos económicos en la región. 
 
El deber de informar
La investigación de los fiscales –quienes llegaron a individualizar a más de 400 víctimas de la estafa– puso de relieve que la normativa antilavado se basa en dos pilares: las entidades financieras, como en este caso el Banco de Galicia, Galicia Valores y Valfinsa Bursátil, tienen la obligación de recabar información de sus clientes –tal la calidad de Bolsafé Valores y BV Emprendimientos, ambas manejadas por Rossini– para conocerlos y trazar su perfil, y también deben informar cualquier hecho u operación sospechosa a la UIF, autoridad en la materia. 
 
La operatoria de las maniobras defraudatorias era la siguiente: Bolsafé transfería los valores de sus clientes a otra empresa de Rossini, BV Emprendimientos SA, sociedad que había declarado como actividad principal el desarrollo y la comercialización de software. Esa firma, luego, liquidaba los títulos en el mercado mediante la intermediación de Banco Galicia, Galicia Valores y Valfinsa Bursátil. 
 
 
Entre transferencias 
A partir de ahí, cómo continuaba la ruta del dinero también fue explicado por el juez federal Francisco Miño cuando procesó al Mario Rossini: “A partir de estas transferencias iniciales, esos valores desapoderados entraban en un circuito que, en algunos casos, habría generado sucesivas transferencias entre estas cuentas y las cuentas operativas de Bolsafé Valores en la misma sociedad de bolsa, hasta que, finalmente, en la mayor parte de los casos, se habría procedido a la liquidación –venta– de las especies, previo paso –en el caso de las operaciones cursadas a través del Banco Galicia–, por alguna de las cuentas comitentes que registraba esta entidad en una empresa del mismo grupo: Galicia Valores Sociedad de Bolsa. Una vez convertidos dichos valores negociables en dinero, el producido de esas liquidaciones se habría depositado, de forma habitual y continua, en la cuenta corriente Nº 95070797 de BV Emprendimientos en el Banco Galicia”, describió el magistrado.

Comentarios