santafe
Martes 25 de Agosto de 2015

Bonfatti justificó la conmutación de penas, pero podría modificar la medida

El mandatario provincial fijó en 25 años la prisión perpetua para el asesino de Mattioli en Rincón y despertó la indignación de sus familiares y de la comunidad toda. No obstante indicó la posibilidad de "rever" la medida.

Hace 20 días el gobernador Antonio Bonfatti concedió la conmutación de penas a un grupo de reclusos, y estableció en 25 años la cadena perpetua para otros dos. Uno es Antonio Nicolás Ceballos, uno de los condenados por el homicidio de Rubén Mattioli y su hijo en 2007, en Rincón.
Los familiares de la víctima manifestaron su indignación y pidieron al mandatario que revise sula medida. Ante esto, en la mañana de este lunes Bonfatti justificó su decisión y aclaró que “es lo que se hace todos los años desde toda la vida por parte de los gobernadores. Estamos cumpliendo la ley”, aseguró; “no estamos violando ninguna norma”. No obstante el mandatario no descartó la posibilidad de dar marcha atrás: “Yo puedo rever cualquier cosa”, dijo.
Fuente de cercanas al Gobernador indicaron que este martes, Bonfatti podría firmar un nuevo decreto que modifique el firmado el pasado 5 de agosto, en relación al condenado por el crímen de los rinconeros.
Por su parte, el ministro de Justicia Juan Lewis, expresó este martes en LT10  que “se está revisando el decreto de conmutación de pena del asesino de Mattioli". Asimismo explicó que "lo que ocurrió fue que en el estudio de 1260 casos no se evaluó convenientemente la repercusión social del hecho y la opinión de la víctima. Intervienen muchas instancias y personas en este procedimiento (el juez de ejecución y hasta la Corte Suprema)”. 
Además, Lewis agregó que “uno se puede equivocar y es bueno poder corregirlo. Nosotros escuchamos la voz de las víctimas y por este motivo, el Gobernador nos pidió que tomemos cartas en el asunto”.
Crimen y beneficios 
Hace ocho años, ingresaron tres delincuentes al autoservicio Don Atilio, en Rincón, para asaltarlo. En el hecho, mataron al dueño del local, Rubén Atilio Mattioli, de 53 años, y a su hijo Rubén Eduardo, de 19. 
Con la fijación “temporal” de la cadena perpetua firmada por el gobernador para uno de los condenados, se podrían activar una serie de alternativas que permitirían flexibilizar el castigo inicial.

Comentarios