droga
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Brutal femicidio en Mar del Plata: "Mi hija murió por el dolor de las violaciones y la tortura"

De acuerdo con la investigación, la chica fue drogada, torturada y violada en un domicilio particular, luego lavaron el cuerpo y lo llevaron a un centro de salud.

Los padres de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que murió abandonada en un centro de salud de Playa Serena luego de haber sido drogada y abusada, se mostraron conmocionados por la muerte de su hija y aseguraron que falleció "por el dolor de las violaciones y la tortura" a las que fue sometida.

Guillermo Enrique Pérez, padre de la joven, apuntó contra los dos detenidos y dijo: "Esta gente la torturó. No murió por la droga, murió por el dolor de las violaciones, el abuso sexual y la tortura".

Acompañado por Marta, la madre de la adolescente, ambos afirmaron que su hija "no se drogaba", y dijeron que Matías Farías, uno de los detenidos, "pasaba por el colegio vendiendo droga".

El padre de la víctima dijo que una compañera de su hija fue quien le habría presentado a Farías. "Le pedía a esta chica que le presentara chicas que quisieran comprar droga", indicó.

Por último, el papá de Lucía aseguró: "Esta gente no tiene que salir más de la cárcel".

La víctima, identificada como Lucía Pérez, murió el último fin de semana como consecuencia de un posible cuadro de sobredosis, aunque la autopsia realizada al cuerpo de la menor reveló que tenía signos de violencia sexual.

De acuerdo con la investigación, la chica fue drogada, torturada y violada en un domicilio particular, para más tarde, dado su crítico estado, ser llevada hasta el centro de salud.

Los dos detenidos, quienes se negaron a declarar en sede judicial, fueron identificados como Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, hijo de un conocido escribano de la ciudad.

La fiscal María Sánchez, a cargo de la investigación, aseguró que está "convencida de la responsabilidad penal de estos dos sujetos".

Comentarios