Colón
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Buscará dar el golpe

Colón visitará al Pincha, que llega con 20 partidos sin perder y además es el único invicto del campeonato. El elenco rojinegro tendrá tres cambios en relación al último juego con Arsenal

No cabe dudas de que el partido ante Estudiantes significa una prueba muy complicada para Colón, quizás la más difícil que deba afrontar desde que arrancó el campeonato. Y no es para menos, ya que irá a la casa del único puntero y además invicto que tiene el certamen como lo es el Pincha, que suma 23 puntos producto de siete triunfos y dos empates.

Si bien el objetivo de Colón sigue siendo el de sumar para escapar de la zona caliente de los promedios, no deja de ser un desafío importante medirse mano a mano con el elenco que mejor viene haciendo las cosas. Sabe el conjunto dirigido por Paolo Montero que un triunfo constituiría un envión anímico inmejorable, más allá de que llega a este partido revitalizado como consecuencia de dos victorias consecutivas. Pero ganarle a Estudiantes y en condición de visitante sería dar el golpe para pensar en cosas más importantes que mantener la categoría.

En un fútbol tan parejo como el argentino, fecha tras fecha se suceden las sorpresas y en este caso el Sabalero quiere ser una de ellas. Es obvio que no se trata de un imposible ni mucho menos, es verdad que el equipo dirigido por Nelson Vivas hoy está un escalón por encima de Colón, no solo por los puntos cosechados sino también, porque enfrentó a rivales importantes y los superó y cuando no pudo como ante Gimnasia y River, rescató dos empates como visitante que resultaron muy valiosos.
Embed

Pero para eso Colón deberá mantener la solidez que se le observó en los últimos dos encuentros (Atlético de Rafaela y Arsenal) en los que mantuvo el arco en cero, pero además le generaron muy pocas situaciones de gol. Pero ante un rival como Estudiantes no tendrá margen de equivocación, dado que si comete errores el equipo platense sabrá capitalizarlos.

Pensando en el adversario y más allá de que el esquema 4-4-2 le venía rindiendo sus frutos, Paolo Montero decidió tomar más precauciones y desplegar en cancha un sistema más conservador para intentar neutralizar a Estudiantes.

En principio se trataría de un 4-1-4-1 o 4-5-1, dependiendo de la ubicación del paraguayo Fidencio Oviedo, quien debutará como titular reemplazando al Polaco Adrián Bastía, que se queda al margen por un esguince en el tobillo izquierdo. Si el volante guaraní se retrasa unos metros para estar más cerca de los marcadores centrales será un 4-1-4-1, dado que por delante de Oviedo jugarán por derecha Nicolás Silva, por izquierda Iván Torres y por el centro actuarán Pablo Ledesma y Gerónimo Poblete.

En cambio si el paraguayo se adelanta será un 4-5-1, compartiendo el centro del campo con Poblete y Ledesma. Más allá de estas especulaciones, lo concreto es que Montero respeta y mucho a su rival y por eso elige protegerse más de la cuenta. Los 90' dirán si acertó o se equivocó sacando a un delantero como Tomás Sandoval, que había rendido en los últimos dos partidos para que ingrese un lateral como Raúl Iberbia.
Embed

Es verdad que con estos intérpretes también puede perfectamente jugar con un 4-4-2, adelantando a Silva unos metros para acompañar al Sungui en la ofensiva como sucedió en algunos cotejos de este certamen.
Pero también es verdad que la salida de Sandoval le quita peso en ataque y que, un principio, el Mosquito Silva se posicionará por el carril derecho para juntar gente en el mediocampo y a partir de allí poder manejar el balón. Está claro que se trata de especulaciones previas al inicio del juego en lo que puede llegar a ser un partido muy táctico y estudiado.

Hasta aquí, Colón enfrentó a rivales directos en la lucha de los promedios y supo sacar provecho de eso cosechando 17 puntos. Pero ahora viene una seguidilla de encuentros con equipos que pelean los primeros puestos y que por otra marcarán para qué está Colón en el torneo. Si puede ilusionarse con algo más o si finalmente la realidad marca que su destino es reafirmarse en Primera División.

A la hora de analizar el torneo y como se lo dijo Montero a Ovación, la realidad indica que la sorpresa es Colón, si se toma como referencia el plantel con el que cuenta y la 6ª posición que ostenta. Por encima de Colón se ubican Estudiantes, Boca, San Lorenzo, Newell's y Racing, este último lo supera por diferencia de goles.
Embed

De esta manera, la campaña realizada es por demás de auspiciosa y supera las expectativas iniciales, aunque es verdad que falta muchísimo. Se jugaron nueve fechas y restan 21 para la finalización del campeonato.

En consecuencia el desafío mayor de Montero y sus muchachos es mantenerse en este camino. No será nada sencillo por lo que viene, pero la mayor virtud que tiene este grupo es el sentido de pertenencia y la comunión que mantiene con el cuerpo técnico a quien respetan por su manera de manejarse con los jugadores.

Es verdad que Colón debe mejorar y eso lo tienen claro los protagonistas, sobre todo de mitad de cancha hacia arriba. Se mejoró en los últimos compromisos, pero aún falta para superar a rivales como el que tendrá esta tarde. Es obvio que el candidato es Estudiantes por el presente que atraviesa, pero el Sabalero es consciente que no se trata de un partido más y que puede ser el quiebre para mirar terminar el año con el ánimo y la autoestima por las nubes. La empresa es difícil, pero no imposible y a eso se aferran Montero y sus muchachos.

Comentarios