Domingo 20 de Noviembre de 2016

Cada vez más jóvenes menores de 20 años se infectan de VIH en la provincia de Santa Fe

Se debe a que no se cuidan en las relaciones sexuales. Estiman que eso ocurre porque se le perdió el miedo a la enfermedad.

En Santa Fe, cada vez más jóvenes menores de 20 años se infectan de VIH Sida por no cuidarse en las relaciones sexuales. "Es una tendencia creciente que estamos notando con mucha preocupación", planteó Sergio Lupo, coordinador de la Sociedad Argentina Interdisciplinaria de Sida. El reconocido especialista estimó que la curva ascendente se registró "por la falta de campañas públicas de prevención y porque tal vez se le perdió algo de temor al virus, frente a otras enfermedades como el dengue, y se relajaron los cuidados".

Los datos aportados por Lupo están en sintonía con los indicadores oficiales a nivel nacional. Según el Ministerio de Salud, en el país, desde 2006 a 2013, viene en alza la tasa de VIH entre las personas de 15 a 24 años: pasó del 10 al 20 cada 100 mil habitantes entre los varones. En el caso de las mujeres, la tendencia es la baja en esa franja etaria.

En ese marco, el próximo 1º de diciembre, fecha en la que se conmemora el Día Mundial de Lucha Contra el Sida, se replicará en la ciudad la campaña "Una prueba por la Vida", con cinco puntos de detección gratuita en distintas zonas de Rosario (ver aparte).

En diálogo con La Capital, Lupo apuntó algunas cifras que ilustran la magnitud de la problemática. "En la Argentina, en base a datos oficiales a nivel nacional hay actualmente alrededor de 130 mil personas con VIH, y en Rosario se estima que son unos 6.000", enumeró.

"Cada año —continuó—hay 6.500 nuevos infectados. Y se registran unas 1.400 muertes por año. La tasa de mortalidad se mantiene en esos valores desde hace años y es una mala noticia, debería estar cada vez más abajo".

Para Lupo "es inconcebible esta cifra tan alta de infectados cuando en la Argentina hay tratamientos de avanzada, gratuitos, accesibles en todo el sistema sanitario a lo largo del país".

El coordinador de la Sociedad Argentina Interdisciplinaria de Sida fue más allá y advirtió sobre otro dato alarmante. "Se calcula que el 30 por ciento de los infectados que hay en el país, no lo sabe, y eso dificulta su abordaje a tiempo".

Sin cuidado. Según Lupo, otra situación para seguir de cerca por las autoridades sanitarias desde el punto de vista epidemiológico es la cantidad de jóvenes que se infectan de VIH Sida.

"Cada vez hay más jóvenes de 20 años infectados porque no se cuidan en las relaciones sexuales", aseveró. "Esto se debe —estimó— a que hay menos cantidad de campañas preventivas y que tal vez la población está pendiente de otras enfermedades, como el dengue".

Lupo reconoció que "el VIH dejó de estar hace unos años en la primera plana de las noticias de salud. Tal vez se le perdió algo de temor a la enfermedad y se han relajado los controles preventivos".

La preocupación planteada por Lupo coincide con datos oficiales a nivel nacional. Según el Ministerio de Salud, en el país, desde 2006 a 2013, viene en alza la tasa de VIH entre las personas de 15 a 24 años: pasó del 10 al 20 cada 100 mil habitantes entre los varones. En el caso de las mujeres la tendencia es la baja en esa franja etaria.

De acuerdo a las estadísticas federales, hoy, cuatro de cada 1.000 jóvenes y adultos tienen VIH, pero la prevalencia alcanza al 34 por ciento de las personas trans.

La prevalencia va del 12 al 15 por ciento entre los hombres que tienen sexo con hombres, del 4 al 7 por ciento de los usuarios de drogas inyectables y del 2 al 5 por ciento de las trabajadoras sexuales o personas en situación de prostitución.

Lupo remarcó que el año pasado el país suscribió las metas regionales 90-90-90 mediante las cuales se aspira a que para el año 2020 el 90 por ciento de las personas con VIH estén diagnosticadas; que de ellas, el 90 por ciento estén bajo tratamiento y que, de este grupo, el 90 por ciento tenga niveles indetectables de carga viral.

"La idea es que con estas metas concretadas y trabajando de manera sostenida, para el año 2030 el VIH deje ser de una epidemia para pasar a ser una enfermedad eventual", cerró el reconocido especialista.


Fuente: La Capital

Comentarios