Campo
Sábado 19 de Marzo de 2016

Se viene una buena cosecha de soja y el maíz rinde más de lo previsto

El trigo podría dar sorpresas positivas. Se espera un considerable aumento de la superficie sembrada. Conflicto en la lechería.

Las buenas expectativas que planteó el sector agropecuario para la campaña nueva, que quedaron expresadas en Expoagro la semana pasada con mayor interés comprador y un incremento de las ventas de máquinas y equipos para el agro, se consolidaron con los excelentes números del ciclo grueso que está cercano a la recolección. El último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario indica que se esperan rindes promedio de 38 quintales por hectárea (qq(ha) para la soja de primera, al tiempo que avanza con mayores perspectivas de rendimiento la recolección del maíz temprano, con niveles de hasta 97 qq/ha.
En cambio, la situación sigue tensa en el sector lechero, donde las medidas oficiales no alcanzaron para compensar la caída de rentabilidad. Esta semana que pasó los tamberos nucleados en Federación Agraria Argentina (FAA), volvieron a manifestarse en asambleas, en este caso en la zona de Villa María, para reclamar un el pago de 4,50 pesos por litro de leche. También anticiparon que si no hay soluciones inmediatas podría protagonizar una jornada nacional de protesta tambera el lunes próximo.
También los tamberos nucleados en CRA y reunidos en una asamblea en la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, pero de las zonas de América y Guaminí, propusieron elevar a Carbap y por su intermedio a CRA, el pedido para concretar el lunes 21 de marzo un par nacional lechero con asambleas en distintos puntos del país.
Los productores exigen el pago de 4,50 pesos por litro de manera escalonada, en vez de los 4,15 estipulado en un principio y, en caso de no obtener una respuesta positiva por parte del gobierno nacional, amenazan con permanecer en el lugar hasta recibirla. Esta decisión fue tomada tras conocer la decisión oficial de comprar el stock lechero excedente y subir las compensaciones a 40 centavos por litro de leche para los tamberos que produzcan hasta 3.000 litros por días.
Los federados afirman que el anuncio del gobierno no alcanza compensar los padecimientos del sector tambero.
En materia productiva, las lluvias de febrero fueron claves para completar el período de llenado en las sojas de primera y mantener rindes prometedores. “A pesar de que se distanciaron las marcas récords y se espera alta variabilidad en los resultados, todavía puede haber sorpresas positivas”, indicó el GEA.
Por otra parte, indicó que el maíz temprano comenzó a cosecharse y sube sus expectativas a 97 qq/ha.
Frente a la campaña triguera, estimó que “tras caer a sus mínimos sembrados en el año pasado, el cereal busca recuperar sus niveles normales. Podría haber subas de 20 a 200%”.
Las marcas medias en soja de primera en la zona que releva el GEA se ubicarían en 38 qq/ ha pero la variabilidad de rindes arranca desde los 27 qq/ha y va hasta los 55 quintales. Las malezas difíciles siguen siendo enemigas del cultivo, sobresalen por encima del canopeo en los cuadros sin herbicidas residuales. Además, las condiciones húmedas y la falta de rotación provocaron la proliferación de enfermedades de suelo. En tanto, los lotes de segunda luchan contra el complejo de chinches. La población subió a los umbrales de control en la fase sensible que transita el cultivo, el llenado de granos. Las reservas de agua en el suelo son óptimas para los cultivos tardíos o de segunda. Los rindes de la oleaginosa de segunda apuntan a promedios de 30 qq/ha.
 
Centro norte
Por otra parte, en el centro norte de Santa Fe, el informe del SEA de la Bolsa de Comercio santafesina indica que comenzó la cosecha de soja de primera con rendimientos alentadores.
El SEA indicó que el proceso de cosecha comenzó para los cultivos de soja de primera, algodón y se continúa con la trilla del maíz el primera, arroz y sorgo granífero.
Puntualmente en la soja de primera comenzó el movimiento de equipos inaugurando el proceso de cosecha de los cultivares de ciclo más corto. Se llevan trillado el 0,5% del área sembrada con soja de primera, es decir unas 4.500 hectáreas. Este segmento de lotes primerizos son los que presentaron una mayor variación en rendimientos, con un rinde promedio cercano a los 30 qq/ha, lo que permite sostener las primeras estimaciones de un rendimiento promedio de la campaña de 35 a 36 qq/ha.
El estado general de los cultivos es de “muy bueno” a “excelente” en el 90% de lo implantado; de “bueno” a “muy bueno” en un 4% y “regular” en el 6% restante.
En la soja de segunda los controles y el seguimiento de los cultivares fueron las principales actividades ante la presencia de chinche, en general controlada. Los cultivares con estado “muy bueno” y con un óptimo crecimiento y desarrollo se encontraron en el área definida por los departamentos del sur: San Martín y San Jerónimo, y el sur de los departamentos del centro: Castellanos, Las Colonias y La Capital, diferenciándose del resto de la superficie sembrada.
En el maíz de primera el proceso de cosecha alcanzó el 95%, lo que representa aproximadamente unas 50.825 hectáreas, con un avance intersemanal de 13 puntos. En los departamentos del sur de la región se están obteniendo rendimientos promedio de 100qq/ha; en los del centro del área, entre 85 a 90 qq/ ha y para los del norte, entre 70 y 85, estimándose para la campaña un rendimiento promedio de 85-87 qq/ha para esta campaña.
En el cereal de segunda, el 70% de la superficie sembrada presentó estado crítico de fin de floración y llenado de grano, con muy buen disponibilidad de agua útil en los suelos, lo que permitió buen desarrollo y expresión del potencial genético.