Santa Fe
Sábado 30 de Julio de 2016

Caña con ruda para brindar y espantar los males del invierno

La costumbre se celebra cada 1 de agosto. Pero hoy, en vigilia de la tradicional fecha, el mítico Almacén Verona organiza el Primer Festival Folklórico de la Caña con Ruda

"Un trago de caña con ruda en ayunas cada 1 de agosto para espantar los males del invierno", reza el milenario ritual de los indios guaraníes que, en la actualidad, se convirtió en una tradicional práctica que ya ni se discute, casi como un "trago" obligatorio que año a año suma cada vez más adeptos. Además, coincide con el día en que se honra a la Pachamama (este vocablo significa: Pacha: Universo, tiempo; y Mama: madre, la madre Tierra).
Y si hablamos de caña con ruda, tenemos que trasladarnos más allá de los límites de la ciudad, allá donde en un mágico viaje al pasado, se abren las puertas del mítico y tradicional Almacén Verona, antiguo Almacén de Ramos Generales.
Ubicado en avenida General Paz al 12.000, en el Paraje Chaco Chico, popularmente conocido como El Chaquito, en jurisdicción de Monte Vera, Orlando Jesús Valetti y su familia reciben a diario a cientos de personas con su calurosa cordialidad. Y si bien el Almacén Verona abre sus puertas de lunes a sábados, este domingo habrá una festiva excepción. ¿Por qué? Porque se realizará el Primer Festival Folklórico de la Caña con Ruda, único en la región, para establecer la vigilia del 1 de agosto.
Más de 700 litros de caña con ruda especialmente preparados por la familia Valetti, aguardarán en damajuanas este domingo a miles de personas para brindar, compartir y celebrar "las buenas energías" y "alejar los maleficios y pestes del invierno". Un escenario con más de 10 bandas musicales le darán el contexto ideal a un festejo que promete quedar en la historia de Santa Fe, de la mano de una milenaria tradición.

De generación en generación
"Esto empieza con mi abuelo italiano y su tradición de hacer vinos caseros. Pero su llegada a Santa Fe y la falta de uvas, lo obligó a optar por la elaboración de otra bebida. Así nació la preparación de distintas cañas para compartir todos los domingos entre la comunidad de paisanos que vivía acá en la zona de Monte Vera", recordó Orlando Valetti y continuó narrando: "El 28 de diciembre de 1938, mi abuelo abre las puertas del Almacén Verona. Su nombre es en memoria de la ciudad donde nacieron en Italia, en el norte de la bota europea. Luego, la tradición cayó en manos de mi padre, Paulino, en el año 1948, que le empezó a agregar la ruda macho a las cañas debido a la gran cantidad de esas plantas aromáticas que existían en la zona".
A casi un año de la muerte de don Paulino, hacedor de la caña con ruda más antigua de la región, la tradición de la elaboración pasó a manos de Orlando Jesús que, en memoria de su padre, la comenzó a envasar y comercializar bajo su nombre.
"El almacén forma parte de mi ser. No me imagino otra vida u otra rutina sin pasar mis horas y minutos acá adentro. Por eso, invitos a todos hoy a pasar, levantar un vaso de caña con ruda y brindar por la Pachamama", finalizó Orlando Valetti.

Un solo culto, pero muchos pasos a seguir
El ritual de la caña con ruda está marcado por algunos ítems que se deben cumplir. Se destaca que es ideal ingerir esta bebida por la mañana y en ayunas; los números de tragos deben ser impares; y es mejor beberla con amigos o en familia. La clave es que quien no siga estos pasos mañana no tendrá que lamentarse porque otro punto establece que una persona que ya se ha "curao" –es decir que tomó su medida a la mañana y en ayunas– puede convidar a quienes no lo hayan realizado, sin necesidad incluso de haber ayunado, y tiene tiempo para cumplir la meta hasta el 15 de agosto.
"La tradición indica que se toma todos los 1 de agosto en ayuna para espantar los males del invierno, pero acá todos la piden desde que comienzan los primeros fríos. Todas las noches paso con las damajuanas y convido en las mesas a todos los presentes. No hay muchos rituales; acá es un sorbo de un solo saque", contó Orlando Valetti.

Comentarios