Ovación
Domingo 14 de Febrero de 2016

Carnaval canalla: Central venció 2 a 0 a Newell's

Con un segundo tiempo de gran nivel, el equipo del Chacho Coudet ratificó la superioridad canalla en los últimos clásicos y se quedó con un más que merecido 2 a 0 sobre un pálido y decepcionante equipo de Lucas Bernardi.  

Central lo hizo de nuevo. Mantuvo el invicto en en los últimos seis clásicos, con cinco triunfos y un empate, redondeó una notable actuación en el segundo tiempo, donde pudo haber ganado por goleada y tuvo jugadores en un altísimo nivel, como Larrondo, José Luis Fernández y el goleador Marco Ruben. Pero hubo un equipo que fue paciente e inteligente para desarticular el planteo mezquino y especualdor de un Newell's que arriesgó poco y lo pagó muy caro. En síntesis: hubo un equipo ambicioso e inteligente. Atributos suficientes como para que el pueblo canalla esté feliz... inmensamente feliz 

El clásico siempre levanta temperatura. Y mucho más en un sofocante domingo de febrero en tiempos de un cambio climático exasperado. Y al menos en esa primera mitad no fue la excepción de otras tantas ediciones.

El partido arrancó a todo ritmo, con un vértigo impensado debido al fuerte calor, pero con muchas imprecisiones. Es que Central intentó asumir ese conocido protagonismo que propone el Chacho Coudet en cada partido y Newell's -consciente de que sólo los tres puntos sirven- se preocupó más por intentar neutralizar esos ímpetus poniendo una línea de cinco volantes cuando Central intentaba armar desde el medio, y con otra línea similar --con el retroceso de los volantes- cuando el canalla lograba traspasar esa línea.

En Central no había demasiada salida de los laterales porque Newell's apelaba a la inteligencia para poblar el medio y convertir esa posibilidad en una zona de riesgo. A lo Celso lo marcaban rápidamente y a veces Larrondo debía retroceder para convertirse en un segundo conductor.

Newell's pensaba más en defender y dejaba a Boyé con su fuerza solo arriba, acompañado cuando lograban romper la línea de volantes por Formica y sus intermitencias, junto a Mugni y Maxi Rodríguez, quien no tuvo mucho protagonismo en esa primera mitad.

A los 9' llegó la primera situación con cierto riesgo, cuando Lo Celso encontró bien parado a Unsain con un remate desde el borde del área.

Newell's era pura insinuaciones. La necesidad de conseguir un buen resultado -al menos no perder- lo llevó a no ser tan osado y generó poco ofensivamente. Hubo un rechazo de García con los puños ante un centro de Advíncula. Poco, demasiado poco para el equipo de Bernardi.

Central fue marcando el terreno porque Pinola consiguió más espacios para proyectarse, porque Lo Celso tuvo algo más la pelota, porque Larrondo y Ruben inquietaban siempre. A los 18' Unsain voló para contener junto a su palo derecho para contener un cabezazo del mendocino.

Después, poco más en esa etapa. Central intentó con paciencia hacerse más incisivo aunque su planteo no dio frutos. Newell's siguió eligiendo ser cauteloso y apostar a alguna contra. Y ese planteo fue el que mejor respondió.

Todo los cartuchos que no se gastaron en la primera mitad evidentemente se reservaron para el complemento.

Es que el canalla salió decidido a no dejarse amilanar por el esquema conservador y cauteloso de un Newell's que no logró en ningún momento del partido hacer pie y que sólo sobresalió en los primeros 45 minutos conteniendo a Central desde la marca y la presión.

Y Central tuvo en Marcelo Larrondo a la gran figura del partido. Porque no sólo anotó el gol sino que asistió lo que no pudo asistir Giovanni Lo Celso, porque atacó, obligó, se comprometió y casi mete el segundo.

También contó con otros puntos altos, como José Luis Fernández, quien desbordó una y otra vez y al retroceder sostenía su juego cortando y generando llegadas. Marco Ruben no estuvo en su mejor tarde pero y si bien dispuso de varias situaciones no estuvo certero.

A los 10' estalló el mundo canalla: Musto recuperó una pelota ante Advíncula, el balón llegó a la izquierda para Fernández y su centro terminó en el pie derecho de Larrondo, que terminó empujándola tras la fallas de Domínguez y y Cáceres. El 1 a 0 era merecido.


El Chacho Coudet no sabe especular y así lo demostró. Lejos de conformarse buscó liquidarlo y si bien demoró lo consiguió.

Tras el gol, Bernardi mandó a la cancha a Denis Rodríguez y luego a Nacho Scocco para poner tres hombres de punta pero el ánimo ya estaba golpeado y el gol de Larrondo había calado hondo.

A partir de allí, todo fue de Central: lo que no había podido hacer en el primero, lo hizo en el segundo, a saber:

A los 7', José Luis Fernández estrelló un remate en el palo.

A los 29', primero Ruben, de cabeza, en el travesaño, y en la misma jugada Larrondo en el travesaño.

A los 36' gran pase de Larrondo a Ruben que el delantero no logró definir.

A los 37' casi lo liquida Villagra tras un gran enganche en el área. Su remate se fue apenas alto.

Y a los 48' Lo Celso probó desde lejos y el travesaño le dijo no.

Claro que faltaba la perlita canalla: a los 45', Larrondo se convirtió en el gran asistidor para Ruben, que de media vuelta la empaló sobre Unsain para hacer estallar al Gigante.


Central condenó a un Newell's que especuló más de la cuenta y esta vez le salió mal. Tuvo unos 25 minutos de alto vuelo ante un rival que busca su identidad y que no logra definirla.

Central sueña, se ilusiona. Tiene con qué. Y la racha invicta luego de su vuelta a primera ante Newell's sigue inmaculada.

 

Comentarios