Santa Fe
Domingo 30 de Octubre de 2016

Casi la mitad de los fallecidos en la ciudad son enviados al crematorio

En lo que va del año, se realizaron 1.511 cremaciones. Representa el 45% de todas las inhumaciones. En 2007 alcanzaban el 25%. Tiene un costo de 1.300 pesos y se registran demoras en el servicio.

Año tras año, la cremación es una alternativa en alza. Las estadísticas brindadas desde la Municipalidad de Santa Fe señalan que en lo que va del año fallecieron 3.333 personas, de las cuales 1.511 terminaron en el crematorio de la necrópolis local. Representa el 45,3 por ciento del total de muertos en la capital santafesina.
El "cambio cultural" en el rito funerario se refleja en los últimos 10 años. De hecho, en 2007 las cremaciones alcanzaban el 25 por ciento. Esto significa que en los últimos 10 años hubo un crecimiento en la demanda del servicio cercano al 20 por ciento. Teniendo en cuenta el mismo período, en la ciudad de Santa Fe mueren en promedio 3.500 personas por año.
Este escenario se presenta también en las empresas funerarias. Desde la Municipalidad indicaron al matutino que, luego de realizar un sondeo por algunas compañías, en el 70% de las contrataciones se solicita el servicio de cremación.
El crematorio del Cementerio Municipal cuenta actualmente con dos hornos. Desde el municipio informaron a Diario UNO que los mismos se encuentran funcionando en plenitud. Igualmente, reconocen que existe una lista de espera y que se registran demoras de hasta dos meses. El costo de cremación es de 1.300 pesos.
El municipio también actúa de oficio y avanza con la cremación para continuar con el vaciamiento de aquellas secciones que se encuentran con alta morosidad o cuya estructura edilicia se presenta deteriorada. Cabe recordar que durante el mes de enero de 2015 se derrumbó la sección 126 y unos 130 nichos se vieron afectados.
Ramiro Dall'Aglio, secretario de Control Municipal, manifestó: "En el 2006 sobre el total de inhumaciones que hubo en la ciudad, el 25,4 por ciento fue a cremación. Diez años después, el 45,3 por ciento fue a cremación. O sea, en 10 años aumento un 20 por ciento la cantidad de cremaciones".
El funcionario reconoció que se está produciendo un cambio en el rito funerario e informó: "Estamos haciendo previsiones para proyectar y planificar el dispositivo administrativo del cementerio y el de cremación. Desde algunas funerarias nos dicen que cerca del 70 por ciento de las personas que contrata por anticipado el servicio, solicita el proceso de cremación".
Dall'Aglio reconoció demoras. Sostuvo que el proceso es distinto que la disposición final en un nicho tradicional y admitió: "Hoy el crematorio no puede brindar servicio el día del velatorio o al día siguiente. Existe una ventana de tiempo de más de un mes, en algunos casos hemos llegado hasta dos meses. Estamos tratando de achicarlo".
El jueves pasado se concretó la licitación que permitirá modernizar y poner en valor el Mercado de Flores del Cementerio Municipal. El presupuesto oficial es de $3.544.851, que serán financiados con fondos de la Municipalidad, y los trabajos tienen un plazo de ejecución, desde la adjudicación, de 150 días corridos.
La obra comprende la renovación del Mercado de Flores ubicado en la vereda este del Cementerio municipal, en inmediaciones de avenida Blas Parera y Fray Cayetano Rodríguez. Contará con un sector de puestos de flores, kiosco y sanitarios. Tendrán 171,61 m² de superficie cubierta, más una galería de acceso semicubierta de 202,95 m² de superficie.
La "modernización del cementerio" incluye también la puesta en valor del Oratorio, la refuncionalización administrativa de la sede que se encuentra al norte del Cementerio y la que está al ingreso del mismo. Además, está previsto remodelar las calles principales y el municipio piensa colocar 32 cámaras de vigilancia en la zona para aportar más seguridad a los vecinos.

Cenizas: algunas prohibiciones del Vaticano
A través de una instrucción aprobada por el papa Francisco y que influirá sobre las prácticas de millones de personas, el Vaticano prohibió la "dispersión en el aire, en la tierra o en el agua" y la "conservación en el hogar" de las cenizas de los cuerpos cremados, al tiempo que ratificó su preferencia por la "sepultura" porque demuestra "un mayor aprecio por los difuntos". A través de una resolución dada a conocer el martes pasado, se negarán también las exequias a quien pida que sus cenizas sean esparcidas en la naturaleza tras la cremación.
"Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no será permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma", anunció la Santa Sede a través de una Instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre "la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación".
Solo admite la "conservación de las cenizas en un lugar sagrado", porque "puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y el recuerdo de los familiares y de la comunidad cristiana".
La norma, que afectará las prácticas de millones de fieles en todo el mundo, rechaza además "la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos, teniendo en cuenta que para estas formas de proceder no se pueden invocar razones higiénicas, sociales o económicas que pueden motivar la opción de la cremación".

Comentarios