Policiales
Lunes 22 de Agosto de 2016

Caso Antonella Olmedo: imputarán a cinco personas por la explosión

El fiscal le atribuirá responsabilidad al propietario de la panadería, al del local y tres personas más

La muerte de Antonella Olmedo, de 21 años, busca ser esclarecida y tendrá su primer paso judicial esta semana. Este miércoles y jueves el fiscal del caso, Andrés Marchi, imputará por el delito de "estrago culposo agravado por muerte" a cinco personas involucradas en el hecho sucedido el 13 de septiembre, cuando en una sucursal de la panadería Colella e Hijos, de la avenida Juan José Paso y 4 de Enero, una fuga de gas generó una fuerte explosión y causó fuertes quemaduras en gran parte del cuerpo de Olmedo, por lo que agonizó durante un mes en el hospital José María Cullen hasta que se produjo su deceso.

A raíz de aquel suceso, se realizaron varias marchas y concentraciones con el grito alzado de pedido de justicia por la joven. Mientras tanto, desde el ámbito judicial se llevaron a cabo varias inspecciones dentro del local donde sucedió la explosión y se reunió un cúmulo de pruebas. No obstante ello, la familia se constituyó como querellante en la causa, a través de un abogado particular –Leandro Corti– para así demostrar que el suceso no fue un mero accidente sino una cadena de irresponsabilidades que terminó con el desenlace fatal.

Embed

Sindicados

Para este miércoles, en la Fiscalía del Ministerio Público de la Acusación, el fiscal Marchi realizará la imputación para Nadia S., quien se desempeñaba como "encargada" de los locales que tenía la panadería en aquel entonces. Sobre la mujer caerá la atribución de que la misma habría minimizado la fuga de gas en el local que los empleados dijeron con anterioridad al suceso. En este sentido, desde la querella sostienen que la encargada omitió llamar a especialistas para que analicen las instalaciones de gas y a su vez noticiar a la empresa Litoral Gas sobre la situación. Ello quedó ratificado en un informe remitido por la empresa donde dejó por sentado que nunca se denunció una fuga de gas en el local.

El otro de los imputados será el propietario de la firma, Nicolás C., en su carácter de empleador, ya que según se manifiesta desde la parte acusatoria, el titular de la firma no garantizó las condiciones de seguridad en las que se debía desarrollar el trabajo en el local comercial donde se produjo la violenta explosión. Por su parte, otro de los imputados será el propietario del local comercial de J.J. Paso y 4 de Enero, Martín W., ya que se sospecha que el mismo entregó en comodato un inmueble de su propiedad cuya instalación de gas se encontraba de manera irregular. Por último, desde la Fiscalía se imputará a los propietarios del local -G.A y M.S- lindero adonde funcionó la panadería, ya que sobre los mismos recae la responsabilidad de que cuando se detectó que había una posible perdida de gas, este procedió a colocar un tapón a la boca de alimentación a la cañería. En este sentido, se sostiene que el mismo manipuló la instalación sin tener conocimiento técnico.
Embed

La explosión

El día de la explosión, Antonella Olmedo llegó al local a reemplazar a una compañera. Alrededor de las 20, la joven se dirigió hacia la zona donde se encontraba un caño de gas sin su respectivo tapón. Al momento en que fue a manipular una heladera donde se guardaban productos se produjo una descarga eléctrica que causó una fuerte explosión, ya que durante todo el día se acumuló dentro del local una gran cantidad de gas.
Embed

La expansión fue tan fuerte, que la joven salió despedida hacia afuera y terminó en la calle, mientras que dos chicos que caminaban por la zona también fueron alcanzados pero salieron ilesos. Antonella permaneció internada durante un mes con un 70% del cuerpo quemado. El 15 de octubre, no aguantó más y se conoció la peor noticia, el deceso de la chica de 21 años.

Comentarios