Policiales
Martes 18 de Octubre de 2016

Caso Serena: la policía llegó tarde a pesar de los 32 llamados al 911

Así lo revelaron los audios que dieron aviso del conflicto armado en Alto Verde que derivó en la muerte de la niña en el Club Regatas. Este miércoles será el tercer día del juicio

En el segundo día del juicio oral y público que juzga a tres hombres por la muerte de Serena Martínez, la niña de siete años impactada por una bala en el Club Regatas a causa de un enfrentamiento armado en Alto Verde, se revelaron nuevos detalles del caso. En este sentido, desde la Fiscalía se expusieron como prueba las 32 llamadas que recibió la Central del 911 durante aquella tarde del 29 de noviembre en que la nena recibió un proyectil proveniente de un arma calibre 9 mm.

Los audios se dieron dentro de un rango horario que va desde las 18 hasta las 19. Los mismos demostraron cómo los vecinos, de adyacencias a donde se efectuaron los disparos, denunciaron un incesante tiroteo que causó un gran temor en el distrito costero, y que ante la poca inmediatez policial el desenlace fue el peor.
Embed

Todo archivado
El primero de estos registros data de las 18.03 y alertó sobre un tiroteo en el Corralón Méjico donde fue herido de un balazo el encargado del lugar, Carlos Borgo. "Hirieron a un compañero acá en el depósito", dijo un hombre al operador de la central. Dos minutos después, otra llamada avisó lo mismo y tres más tarde se volvió a notificar sobre la tensa y violenta situación.

Minutos después, a las 18.36, el 911 recibió otro aviso. En este caso, ya advirtiendo de que las personas involucradas en el primer tiroteo iban por el puente Palito. "Ahora van a caballo", sostiene el registro. Después, otra llamada indicó cómo iban vestidos los "tiroteadores".


Posteriormente, en el lapso de un minuto, se produjeron cuatro contactos telefónicos que volvieron a reiterar el pedido para que la fuerza policial llegue al lugar y arreste a los delincuentes. "Se están matando a tiros", "El pedido lo hice hace media hora", "no vino nadie acá", expresaban los vecinos. "Son cuatro masculinos a caballo y siguen a dos que van caminando", agregó otro audio expuesto en el debate.
Seguidamente tres llamadas alertaron nuevamente sobre el infierno de balas que vivían los vecinos a causa de los violentos tiratiros.

La bala llegó y causó lo peor
Dentro de las llamadas expuestas por la Fiscalía Nº 3, el audio Nº 15 detectó el primer aviso de que Serena Martínez había resultado herida por una bala a los 18:39:07 y así continuó en varias oportunidades. "Está en el piso y sangra mucho", se escuchó. En la transcripción puede leerse: "—Mandame un patrullero.

—¿Como está la menor?, pregunta la operadora.
—Inconsciente, con un tiro en la cabeza, ¿Cómo va a estar?".
El final de la serie de registros expuestos en el debate hicieron notar el momento de caos vivido en el Club Regatas y la falta de rapidez de parte de los servicios de emergencia para socorrer a la pequeña: "Por favor, hay criaturas" –18:52:47–; "Estamos esperando la ambulancia"–18:53:02–; "Estamos en el club y nos están cagando a tiros"–19:04:10–, sentenciaba el último audio.

Con dolor, el padre de la víctima declaró

Apenas se inició el debate, el primer testigo solicitado por la defensa fue Facundo Martínez, el padre de Serena, quien se encontraba en el Club Regatas cuando su hija fue impactada por un proyectil proveniente de disparos en el barrio Alto Verde.

En su relato –y muy conmovido por la situación– detalló que aquel día Serena se encontraba en varias partes del club jugando con amigos. "Yo sentía petardos, miraba al cielo y me llamaba la atención", dijo en relación a las detonaciones que se escuchaban desde el club.

PadreSerena
Pudo hacerlo. El padre de Serena contó lo que pasó.
Pudo hacerlo. El padre de Serena contó lo que pasó.

En torno a cómo encontró a su hija, contó que la niña le había pedido un poco de agua, ya que no tomaba gaseosa. Fue en ese entonces cuando la chica se dirigió por una galería para hidratarse y terminó recibiendo el disparo. Cuando la vio tirada, primero pensó que se había caído sin imaginar que le había pasado lo peor.

Luego, tras ver la sangre que tenía, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. "Pregunté ¿por qué una bala?", dijo ante el tribunal de jueces.

Una vez concluido su testimonio, solicitó quedarse en la sala debido a que él mismo se constituyó como querellante en la causa. Dicho pedido fue aceptado por el juez Orlando Pascua, quien ordenó que se quede entre el público presente en la Sala VI del primer piso de Tribunales.

Impactó en la cabeza y luego en la pared

Durante la segunda jornada del juicio oral y público, también tuvo su paso por la sala de debate el perito de la Sección Balística de la Policía Científica, Facundo Juárez. El mismo fue llamado a declaración por la Fiscalía y la querella.

Serena3.jpg

En su testimonio, el funcionario policial, que actuó de oficio en el Club Regatas y en la zona donde se habían producido los conflictos armados en Alto Verde, señaló que el proyectil secuestrado se encontraba deformado por su impacto en la pared. El mismo era proveniente de un arma de fuego calibre 9 mm.
En cuanto a las vainas servidas que fueron secuestradas en el distrito costero, el perito acreditó que terminaron recolectando 17 y que presuntamente serían de tres armas.

Comentarios