santafe
Sábado 09 de Enero de 2016

Cayastá: vecinos, policías y la Comuna, actores de la escena más importante

Drama. Momentos de tensión se vivieron en la pequeña localidad costera. Un ganadero de la zona ofreció tres caballos para poder dar con los prófugos. Vecinos orgullosos del trabajo policial

Le dicen el “Colo”, es un popular vecino en la pequeña localidad de Cayastá. “¿Usted es consciente de que es uno de los máximos responsables de esta detención?”, le preguntó un periodista fuera de la comisaría de Cayastá, el baqueano reaccionó con una sonrisa y dijo tímidamente: “Bregamos por el pueblo y por el país”. El hombre, de 66 años, se dedica a la ganadería. Se llama Juan Manuel y fue el encargado de prestar los caballos a la comisaría.
Predispuesto siempre a “dar una mano” a los lugareños, se convirtió en una pieza clave ya que los prófugos se encontraban en una zona de difícil acceso. “Quedaron empantanados en un camino sin salida y a pie. Se metieron en un camino alternativo sin salida, y quedaron empantanados y comenzaron a andar de a pie” manifestó. 
La comisaría 5ª se comunicó con Juan Manuel porque no posee caballos. “La policía no tiene caballos propios, pero los vecinos tenemos y hay que colaborar con lo que necesiten”, aseveró.
Sin interés, el hombre prestó tres caballos para que los agentes puedan ingresar a un terreno de difícil acceso. Se cree que el detenido Martín Lanatta se encontraba en un lugar al cual se puede ingresar a pie o a caballo. “Tenemos contacto con los muchachos de la Comisaría casi permanente. Ellos pidieron colaboración”. Además, destacó el trabajo realizado por los agentes de la comisaría. “El esfuerzo que han hecho ha sido muy bueno, porque es una zona difícil”. El dueño de los caballos insistió que “en ese lugar no pueden movilizarse en vehículo; deber ser a pie o a caballo” y volvió a destacar a los policías: “Los muchachos trabajaron muy bien, los felicito porque se jugaron la vida”.
“Los buscaban helicópteros también”, le comentó un periodista al baqueano y este respondió: “En helicóptero tenés un resguardo, a pie o a caballo es distinta la mano, arriesgaron su vida”. Confirmada la detención de Martín Lanatta, el hombre consideró que su colaboración había finalizado. “Ahora voy a ver si los muchachos van a seguir necesitando los caballos, si no me vuelvo para mi casa”, dijo sin apuros Juan Manuel.

“ Nadie sabía cómo iba a terminar”
Dijo a Diario UNO una comerciante de Cayastá, y agregó: “Calcule usted que se escaparon de una cárcel de máxima seguridad”. La vecina confesó: “Todavía estamos con un poquito de miedo. Hasta que no se los lleven no vamos a estar tranquilos”. Por último, la mujer se mostró orgullosa del accionar policial y manifestó: “Nosotros estamos contentos por nuestros oficiales, es algo importante”.
Autoridades comunales satisfechas 
Nosotros como autoridades comunales estamos orgullosos”, dijo María Verónica Devia, vicepresidente comunal de Cayastá. Además, destacó el trabajo encabezado por la Comisaría 5ª. “Es para destacar, nos sentimos muy orgullosos del accionar de la policía local y también de la provincia” dijo, y agregó: “Como cayastacero, a cargo de la comuna local, estamos satisfechos”. 
Devia reconoce que están sorprendidos por el final que tuvo la persecución. “La verdad que no podíamos creer que terminara acá. Pero lo más destacable es que pudimos encontrar a Martín Lanatta”, dijo. Ademas, se encargó de destacar la humildad y la responsabilidad que tuvieron los pobladores de Cayastá ante la inimaginable situación. “Habla de la idiosincrasia de la localidad, de la manera de ser. La gente fue cautelosa”, consideró.
Por otro lado, la secretaria Comunal de Cayastá -en diálogo con Radio Mitre- Viviana Agusti, informó que los prófugos“se metieron por un camino transversal y volcaron con la camioneta. A raíz de la crecida de los ríos, los campos se han inundado. Hay muchos caminos rurales que están cortados y se quedaron empantanados”. En uno de esos accidentes, el menor de los hermanos sufrió lesiones. 
Según relató la funcionaria, la zona está afectada por el desborde de varios cursos de agua, por lo que los prófugos debieron recorrer “varios kilómetros” con dificultades por “bañados y campos inundados”, hasta que llegaron a una propiedad en un paraje conocido como “Vuelta del Dorado”.

“Desde casa seguíamos todo”
La frase corresponde a una vecina de la localidad. Jubilada, junto a su esposo y desde el interior de su vivienda, escuchaban los sonidos de las sirenas y de los helicópteros. “Con mi esposo seguimos con atención todo lo que estaba pasando. Recién hablé con mi hijo y le dije que estoy muy contenta. Muy pocos conocen el pueblo de Cayastá, ahora se están enterando todos”, dijo. La señora destacó el trabajo de las autoridades de la localidad. “Acá la comisaría es chiquita, hizo un gran trabajo; la gente es muy unida y solidaria”, recordó.

“Me encerré en casa con mis hijos”
Así se manifestó Patricia. “Yo me quería ocupar de la seguridad de mi hijos y mi familia. Estaba trabajando, me vine a mi casa y estoy encerrada”, dijo mientras los medios anunciaban que Martín Lanatta había sido detenido.
Patricia confiesa que nunca imaginó vivir una situación similar y aseguró que “la gente estaba asustada, uno te decía una cosa; otros te decían lo contrario”.
La vecina insistió en destacar el trabajo de la policía y señaló que “acá nunca pasa nada, es tranquilo. Supieron llevar adelante una situación difícil”.

Comentarios