Policiales
Domingo 13 de Noviembre de 2016

Cayó herido un violento delincuente que disparó con un arma de guerra a la Policía

Fue durante un tiroteo por la disputa por el territorio para la venta de drogas en las calles del barrio Barranquitas. Le secuestraron un revólver calibre 38, considera un arma de guerra.

Este sábado, antes de las 23, en las populosas calles del barrio Barranquitas de la ciudad de Santa Fe, un hombre de 28 años que disparó con un revólver calibre 38, considerada un arma de guerra, contra seis agentes policiales, fue alcanzado por impactos de postas de goma en su pierna derecha. Fue llevado herido al hospital Cullen, adonde recibió curaciones y finalmente quedó arrestado en el penal de la Comisaría 28° de Santa Fe.
La novedad sobre la ocurrencia del suceso fue informada a la Jefatura de la UR 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Sergio Alvira, que ordenó formarle causa al hombre apresado como presunto autor de los delitos de "portación de arma y munición de guerra y atentado calificado a la autoridad".

Vecinos denunciaron a violentos tiratiros
A las 22.45, los vecinos que viven en inmediaciones de la esquina que forman las calles Perú y Gaboto del barrio de Barranquitas, denunciaron a la central policial 911 la presencia de cinco violentos delincuentes armados que se repartían balazos con otro grupo antagónico por la venta de drogas al menudeo. El operador policial envió a seis suboficiales en tres patrulleros, de la Comisaría 28° y de la 3° Inspectoría Zonal -Orden Público- y otro del Comando Radioeléctrico –agrupación Cuerpos-, que cuando llegaron al lugar fueron recibidos a balazos.
Embed

Dispararon a los policías
Los policías divisaron al menos a cinco violentos delincuentes y varios de ellos les dispararon, sin lograr herir a alguno de los agentes. Los suboficiales repelieron la agresión con balas de goma y lograron aprehender a uno de los violentos que fue alcanzado por tres impactos en su pierna derecha. Fue identificado como A. M. S. de 28 años, trasladado al hospital Cullen en un patrullero, y luego de recibir curaciones quedó alojado en uno de los calabozos de la Comisaría 28° de Santa Fe.
En la esquina en la que se desarrollaron los acontecimientos, los policías secuestraron un arma de guerra, que es un revólver calibre 38, corto, con dos balas modificadas calibre 9 milímetros en los alvéolos, en óptimas condiciones de uso y de funcionamiento, y un marcado olor a pólvora.

La cuestión legal
La novedad sobre la ocurrencia del suceso fue informada a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Sergio Alvira, que ordenó formarle causa al hombre apresado como presunto autor de los delitos de "portación de arma y munición de guerra y atentado calificado a la autoridad".

Comentarios