Ovación
Sábado 11 de Abril de 2015

Central sufrió como nunca pero en la última pelota se llevó un triunfo increíble

Final del partido. Central era más y lo ganaba bien. Pero se descuidó y San Martín lo empató. Pero un cabezazo de Donatti tras un tiro libre liquidó todo y el canalla recuperó momentáneamente la punta. Seguilo por La Capital.

Central lo cerró con angustia. Todo parecía conducir al cuarto empate consecutivo. Porque en una esporádica jugada, San Martín se lo había empatado. Pero llegó ese tiro libre de Colman cuando el partido se moría y ese cabezazo a lo guapo del Flaco Donatti, expulsando la angustia y decretando la victoria canalla para volver a saborear la punta del torneo.

Central fue más que los sanjuaninos de San Martín en esa primera mitad. Lo buscó más, le metió movilidad a sus avances, pero le costó demasiado ir con juego asociado por abajo. Por eso recurrió en más de una ocasión a probar desde afuera, un recurso válido cuando los caminos están clausurados por abajo y nadie alcanza a desnivelar.

A los 6', el arquero Ardente se lució al volar para sacar un medido remate del Chelito y a los 14' el uno sanjuanino se la volvió a tapar a Salazar, que probó desde afuera.

Central alternaba por derecha con el Chelito y las subidas de Salazar, mientras que por el otro lado probaba con la movilidad de Jonás Aguirre, mientras que Cervi mostraba altibajos pero iba siempre. El goleador Marco Ruben pivoteaba constantemente y era el foco de atención de la defensa sanjuanina.

La visita dependía de Canuhé y el venezolano Covea para intentar armar juego, quedando Marcos Figueroa y Pumpido un poco aislados.

A los 15' Cervi no le pegó bien pero su remate se fue rozando el palo izquierdo de San Martín.

A los 19' los de Carlos mayor registraron la jugada más peligrosa -quizás´hs la única de la etapa-, cuando una buena pared entre Canuhé y Bogado terminó en un centro que no alcanzó a conectar Pumpido.

Central lo seguía buscando, mostraba sobre el terreno los dichos que pregona su entrenador -ser protagonistas, buscar los tres puntos como sea- hasta que a los 36' se quebró el hechizo. Marco Ruben le gana una pelota a Gómez, metió un pase medido entre dos defensores sanjuaninos y cuando salía Ardente se la picó de zurda para mandarla al fondo y hacer estallar al Gigante.

Después, a 3' del final, el Chelito Delgado tuvo el segundo en sus pies pero el remate final se fue por encima del travesaño.

Un buen primer tiempo canalla. Para pensar en más, porque hubo postulados que se cumplieron al pie de la letra desde lo futbolístico.

En el arranque del complemento Central mostró la misma actitud que en la primera mitad. Al menos en los primeros minutos. Tenía la pelota, una buena distribución y parecía que San Martín no podía complicarle el panorama.

El tándem Cervi-Ruben funcionaba con aceleración y sólo parecía que faltaba asegurar el resultado. Quizás los de Coudet no generaron tantas situaciones como en el primer tiempo pero hasta los 20 parecía todo controlado.

Es que a partir de ahí hubo un quiebre. San Martín se animó un poco más, se adelantó al ver que Central aflojaba y se fue más a ver qué pasaba que con un fútbol asociado. Pero mal no le fue.

Porque a los 32', el ingresado Aparicio lanzó un centro largo cruzado para la entrada de Facundo Pumpido, el delantero le ganó en el salto a Villagra y metió un cabezazo al palo derecho de Caranta, que nada pudo hacer. Empate sanjuanino y baldazo de agua helada en Arroyito.

Pero el Flaco Donatti, cuando el partido estiraba sus hilachas, metió la cabeza, el corazón y el empuje de todos los canallas para el 2 a 1 final. No había que sufrir tanto, Central. No otra vez.   

 

Comentarios