Ovación
Jueves 05 de Octubre de 2017

Central tuvo un final a puro festejo ante Atlético de Rafaela

La reserva canalla se quedó con la primera final de la Copa Santa Fe al vencer con un golazo de Coscia a los 93 minutos.

Buscan consolidar sus ansias de crecimiento. Los pibes de la reserva de Central salieron nuevamente a la cancha para intentar representar de la mejor manera al club. Intentando ratificar que lo producido hasta el momento no fue obra de la casualidad.


Quieren demostrarle a todo Arroyito que están en condiciones de capitalizar este logro como mojón de despegue para sus carreras. Anoche no se apichonaron ante Atlético, que en la previa era un hueso duro de roer. Pero el hambre de gloria que tienen estos juveniles no fue un obstáculo para dejar atónitos a los locales en esta primera final de la Copa Santa Fe.


Y el autor material de dejar a la Crema desparramada ante su gente fue Agustín Coscia. El goleador sacó de la galera una gesto técnico de primer nivel cuando prácticamente se bajaba el telón del show y dejó al auriazul muy bien parado para la revancha.

El examen era de nivel. Pero lo aprobó. Por eso la victoria en la Perla del Oeste adquirió tanta dimensión cuando todo terminó. No es para menos. Los canallas demostraron un nuevo salto de calidad en su rendimiento en una cita que resultó atractiva.


Y uno de los que hizo todo bien fue Agustín Coscia. Este mismo juvenil delantero que tras la partida del artillero Ijiel Protti a Chacarita quedó como el referente del gol en la escuadra comandada por Leo Fernández, quien sigue potenciando a los que vienen de la cantera.


El punta se sumó a esta excursión sobre la hora. Lo hizo luego de haber sido uno de los 29 jugadores que había llevado Paolo Montero a territorio cuyano la semana pasada para jugar ante Boca por Copa Argentina, y luego con San Martín en San Juan. Y fue precisamente ante los verdinegros que entró en acción cuando todo estaba picado. Sin embargo, fue al frente desde que ingresó por el uruguayo Santiago Romero, dejando una grata impresión.


Anoche tuvo que lidiar con dos mañosos y rústicos como Lucas Blondel y Stéfano Bruno. No obstante, Coscia jamás retrocedió. Hizo todo lo contrario. Los guapeó hasta donde pudo con sus piques y picardía. Demostró ser un 9 inquieto. Punzante.


Tal es así que fue protagonista de tres claras jugadas. La primera fue cuando a los 29' del primer tiempo le anularon mal un gol. Las otras acciones se dieron en el complemento. A los 17', el arquero local Macagno le ahogó el grito sagrado.


Pero el momento más importante de la noche llegó cuando se estaba disputando el tercer minuto adicionado al tiempo reglamentario. Ese fue un instante mágico. No sólo para él sino para todos los centralistas de ley.


Agustín recibió la pelota de espaldas al arco. La mató con el pecho y giró de manera natural a gran velocidad, que dejó casi clavado a su marca. Y sin mirar al arco ni dudar en ningún momento, sacó una especie de misil tierra aire con sutileza de príncipe para marcar un auténtico golazo teñido en auriazul. Además, tejió su segundo gol al hilo en esta Copa Santa Fe, ya que venía de facturar ante Atlético San Jorge en el Gigante, en la semifinal.


Embed


El goleador salió como una tromba a celebrarlo con sus compañeros. Con sus amigos. Esos mismos que también la vienen remando desde abajo y anhelan con un futuro a todas luces en Arroyito.


Pero Coscia sabe lo que es el gol. Porque vive del gol. Su prometedor currículum marca que entre inferiores de AFA, reserva y la Copa Santa Fe está a punto de llegar a su grito número 100. Lleva 94 goles en 172 cotejos (un promedio superior a 0,50 por partido). Sin dudas, un animal del gol.


En otro orden, y volviendo al partido en sí, hay que potenciar que el semblante de los auriazules cambió radicalmente. Los chicos no desperdiciaron la oportunidad de plasmar en el campo de juego lo aprendido en el corto plan de entrenamiento que tuvieron bajo el ala de Leo Fernández en la previa de la final.


El esfuerzo que viene realizando este plantel se traduce en resultados positivos desde que comenzaron a incursionar en esta copa. Lo hace con un bagaje renovado y plagado de ilusiones. Anoche fue por la confirmación de sus intenciones de obtener un título para el club, que hace rato no puede lograrlo.


Fuente: La Capital